Con bombos y platillos fue la celebración de los 25 años desde que Soquimich inició su operación en la bolsa de Nueva York a través de ADR”s, instrumentos mediante los cuales las empresas extranjeras pueden cotizar en la plaza norteamericana.

La ocasión también sirvió para presenciar la reaparición del principal accionista ý controlador histórico de la compañía, Julio Ponce Lerou, luego de la polémica por su fallida contratación como asesor de la empresa, cargo que sí ocupará su hermano, Eugenio Ponce Lerou.

En pleno Wall Street, fue posible ver a Ponce festejar junto a la plana ejecutiva de la compañía. La minera no metálica fue invitada por el mayor mercado de valores del mundo, en una jornada en que la firma desarrolló el investor day. La ocasión incluyó el campanazo inicial de parte del gerente general, Patricio de Solminihac.

La bolsa de Nueva York se tiñó de los colores de la empresa chilena, con el logo de SQM en su fachada y en las pantallas de la principal plaza bursátil del mundo, así como detrás del podio donde se hizo el ring the bell .

En la actividad también estuvieron presentes Patricio Contesse Fica, vicepresidente del directorio; Ricardo Ramos, CFO y próximo gerente general; Gerardo Illanes, vicepresidente de Finanzas; Kelly O´Brien, Head of Investor Relations; e Irina Axenova, integrante del equipo de Investor Relations de SQM.

Tras compartir con los inversionistas, De Solminihac, quien deja su puesto a fin de año, comentó que “vemos un mercado del litio muy saludable, creciendo sobre el 15% anual, y por muchos años más”. Agregó que “este mercado necesita que se desarrollen muchos proyectos grandes para mantenerse en equilibrio”.

Su sucesor, Ricardo Ramos, reiteró la confianza en el mercado del litio y dijo que “en el pasado hemos subestimado la demanda; una pequeña variación en la demanda por autos eléctricos puede tener un gran impacto en la demanda total”.

El aterrizaje en Wall Street

Los 25 años de SQM en la bolsa norteamericana coinciden con el inicio de la operación de la minera en el Salar de Atacama, hito que requirió de un importante flujo de inversiones, y que llevó a la compañía a emitir sus primeros ADR (American Depository Receipts).

A la fecha, se trata de la acción chilena con mayor liquidez en esa plaza, mercado en el que también se encuentran listadas firmas como Enel, Latam, CCU, o Cencosud.

En tanto, ayer estos instrumentos cerraron en un valor de US$ 41,47 por acción, lo que representó un retroceso en el día de 1,73%. A su vez, ayer la capitalización bursátil de estos títulos ascendió a unos US$ 10.896 millones.

/gap