Mauricio Valero, condenado por delito tributario en marco del caso Caval, rompió el silencio y salió a criticar a su ex socia Natalia Compagnon. Además de acusarla de “traicionarlo” y de ser “desleal”, Valero señaló que habló varias veces con Ana Lya Uriarte, ex jefa de Gabinete de Bachelet, antes de que el caso fuera publicado en la prensa.

En conversación con la Revista Sábado, detalló cómo la relación con Compagnon fue cambiando luego de que se hicieran públicos los detalles de los cuestionados negocios en Machalí.

“Pensábamos que podríamos no estar haciendo las cosas de la mejor manera, pero no que estuviéramos actuando mal”, dijo Valero. Y añadió que la intención de Compagnon era “ganar y ganar plata”.

Asimismo, reconoció que a pesar de hablar en varias oportunidades con Ana Lya Uriarte, “no creo que la ex presidenta Bachelet supiera de lo que estaba sucediendo”.

“Yo hablé del tema varias veces con Ana Lya Uriarte. Pero fue antes de que estallara el caso Caval y apareciera publicado en revista Qué Pasa. Fue cuando estábamos siendo extorsionados por Sergio Bustos, quien decía que iba a la prensa con la información de la compra de los terrenos”.

Según Valero, en abril del 2015 se juntó con Compagnon para analizar la estrategia judicial a seguir, pero ella le sugirió que buscara sus propios abogados. “Ahí me quedó claro que buscaría inculparme. Hasta ese día confiaba en ella, pero ella me traicionó, fue desleal conmigo”, dijo.

Según Valero, Compagnon “estaba totalmente pauteada, no tenía capacidad de decisión. Esta mujer socia que yo vi, agresiva, decidida, se transformó, no existía. Era parte de un joystick (…) Ella se entregó muy fácil a todo el sistema. Defendimos y peleamos que esto no tenía nada que ver con la política, y terminaron participando tipos políticos”.

“Tenga cuidado con quien se asocia, uno ve caras pero no corazones”, dijo.

/gap