Hasta la comisión de Medio Ambiente de la Cámara llegó la presidenta del directorio de Enap, Loreto Silva, luego de ser citada por los parlamentarios para que se refiriera a los cargos formulados por la Superintendencia de Medio Ambiente por la emergencia que afectó a Quintero y Puchuncaví.

La representante de la estatal detalló las medidas que se han adoptado por instrucción de la autoridad respectiva, pero recalcó que demostrarán que la empresa no es responsable de la crisis medioambiental.

“Vamos a exponer todos los antecedentes que respaldan nuestra posición como empresa respecto de la infracción o del inicio de procedimiento de la Superintendencia en las instancias procesales e institucionales que correspondan. Nosotros creemos y apoyamos la institucionalidad, y en ese sentido, nosotros vamos a hacer nuestros descargos como empresa, que creemos que tenemos todos los antecedentes que nos permiten y nos van a permitir demostrar, que no tenemos responsabilidad en los hechos ocurridos el 21 y 23 de agosto”, sostuvo.

Asimismo, aclaró que “hemos actuado absolutamente autónomamente, siguiendo todos los parámetros y lineamientos del directorio de la compañía en relación a este hecho tan importante para su quehacer”. Silva sostuvo que todas las industrias e instituciones relacionadas “debemos contribuir, de una u otra manera a solucionar el problema de Quintero, eso es lo realmente importante”, por lo que afirmó que Enap está realizando monitoreos “minuto a minuto” de sus procedimientos.

“Para ello es importante tener monitoreos permanentes, ojalá hora a hora. En el caso de nosotros estamos haciendo un monitoreo minuto a minuto porque esa es la única forma de determinar cuáles son las fuentes contaminantes, cuáles son los elementos que producen el daño a la salud de la población, y permiten en el largo plazo, tomar medidas objetivas y claras que permitan de verdad solucionar el problema de la gente, que es lo que está esperando”, declaró la presidenta del directorio de Enap.

/gap