El Centro de Encuestas y Centro de Estudios Longitudinales de la Universidad Católica presentó este martes su séptimo sondeo de desempleo, el cual realiza desde abril con el objetivo de medir el golpe de la pandemia del covid-19 en el mercado laboral del país y que, en este informe, representa una radiografía de la situación del empleo en la última semana de octubre.

Así, según la exposición del director del centro, el economista y experto laboral David Bravo, la tasa de empleo (o tasa de ocupación) mantuvo su patrón del mes de septiembre, donde detuvo su caída, y volvió a anotar una leve recuperación en el décimo mes del año. De esta forma, la tasa de ocupación subió 1,8 puntos porcentuales respecto al mes anterior.

Con gráficos, el economista mostró cómo la tasa de empleo pasó de 45% en septiembre a 46,8% en octubre, dejando aún más atrás el mínimo tocado durante la crisis: 42,3% en julio. “A partir de julio se empezó a registrar una recuperación y vemos cómo en los tres meses sucesivos a julio hay una trayectoria continua en términos de recuperación de empleo”, dijo Bravo.

“Si miramos respecto al punto más bajo (42,3% de julio), el aumento a octubre es de 4,5 puntos porcentuales, por lo tanto en cada mes que ha venido desde julio la tasa de empleo sigue recuperándose”, continuó el experto y detalló que actualmente hay 7,39 millones de personas ocupadas. De todas formas, dicha cifra representa una caída de 18,4% en doce meses (1,66 millones de empleos).

Haciendo un zoom a la recuperación, Bravo mostró las magnitudes del desplome en el empleo que se ha registrado desde inicios de la pandemia. Así, se se compara con la tasa de ocupación de inicios de año, a julio la tasa cayó en 15,9 puntos porcentuales. Sin embargo, destacó, a fines de octubre la tasa de empleo ha subido en 4,5 puntos, recuperando un 28% de su caída.

En números, en octubre el empleo aumentó en 285 mil personas respecto a septiembre, donde 204 mil empleos fueron en hombres y 80 mil en mujeres. “Es un importante aumento del empleo en un mes y que habla de que el mes de octubre registró mucha más actividad económica que otros”, explicó el economista.

De acuerdo a la exposición, si se compara con el punto más bajo de la crisis (julio, donde se reportó una caída de 2,26 millones de empleos) a octubre se han recuperado 722 mil empleos netos. Así, la recuperación acumulada en los últimos tres meses es de 417 mil empleos en hombres y 305 mil empleos en mujeres.

En cuanto al tipo de trabajo, la recuperación acumulada está liderada por los independientes (397,2 mil empleos), seguidos por los asalariados (257,5 mil) y las trabajadoras de casa particular (66,8 mil).

Por su parte, la tasa de participación laboral “sigue recuperándose de forma gradual, un poco más lento que el empleo. En los tres datos posteriores a julio vemos cómo ha subido desde 47,5% a 50,8%, pero aún estamos bastante lejos de la tasa que había antes de la pandemia (63%)”, expuso Bravo. De todas formas, apuntó, “seguimos mostrando una caída de 1,7 millones de personas en el dato de octubre respecto a 12 meses atrás, lo cual sigue siendo muy grande”.

Respecto a la tasa de desempleo, el economista volvió a advertir que es un dato que no refleja los efectos de la crisis y que no debería mirarse por ahora. De todas formas, comentó que según sus cálculos, la tasa bajó a 8%, mostrando una alta volatilidad en los últimos meses.

Ley de Protección del Empleo

Según Bravo, “vemos que se mantiene la tendencia a la baja en las personas que están cubiertas por la Ley de Protección del Empleo (LPE) y encontramos que un 2,9% de los ocupados asalariados indicó que estaba con suspensión temporal de contrato. Estamos hablando de 152 mil personas”.

“Este número es sustantivamente inferior a los que tuvimos en el punto más alto de la crisis, donde habían números del orden de 700 mil personas en la LPE. Estos datos nos indican que esos números han caído fuertemente”, destacó el líder del centro.

Ante los números, y considerando que la actual tasa de desempleo de 8% se trata de un “indicador distorsionado que no aporta información”, Bravo mostró que si se consideran los 886 mil inactivos que estarían buscando trabajo si no fuera por la pandemia, el desempleo llegaría al 17,1%. Más aún: si a ese 17,1% se le sumaran los trabajadores con suspensión de contrato, el porcentaje alcanzaría el 18,8%.

/psg