Samuel Ginsberg:

El día martes 11 de Septiembre de 2018, tuve el desagrado de observar y escuchar sus desafortunadas, vergonzosas, equivocadas y tendenciosas declaraciones en el programa Informe Especial.

Para mi, es increíble que una persona que haya vivido el ataque marxista a las  instituciones armadas en la década de 1970, y que haya estado en servicio activo como Oficial de la Armada de Chile, como es su caso, haya faltado groseramente a la verdad e imputado cobardemente y sin pruebas, supuestos delitos a miembros de la Armada en forma general, incluyendo a un ex subalterno suyo , justificando la actitud de no haber actuado para corregirlos, si es que hubiesen sido reales esos supuestos hechos,  a su personal temor a actuar.

Así no actúa un verdadero Oficial, llamado a ser un líder ante sus subordinados, así actúa un COBARDE y un TRAIDOR.

Agrava su actuar, el hecho de haberse desempeñado en dicho tiempo como Fiscal Naval.

Más bien pareciera que Ud. ahora trata de justificar y restar gravedad a las acciones de SEDICIÓN llevadas a cabo por el movimiento terrorista MIR y el Partido Socialista, entre otros, en contra de la institución a la que Ud. pertenecía y que ahora arteramente ataca.

Eso indica claramente que Ud. se ha transformado en un cómplice de aquellos movimientos subversivos,  al aplicar las  instrucciones  del terrorista  brasileño Marighella, para desprestigiar a los organismos de seguridad que combatieron a la subversión marxista.

¿O más bien se puede inferir,  que Ud. era otro de los que conspiraban para destruir a la Armada de Chile en esa época y ahora muestra su verdadera cara?

Ud. es un ejemplo de lo que NO debe ser un Oficial de Marina.

Ud. es la antítesis de los valores que debe poseer un Oficial.

Ud. nunca entendió los valores que se le impartieron en la Escuela Naval.

Ud. NUNCA debió siquiera, ser nombrado Oficial.

Ud. traicionó el juramento que alguna  vez pronunció.

Alberto Badilla Grillo
Capitán de Fragata (R)