El Consejo del Banco Central recortó la tasa de interés en 25 puntos base, dejándola en 3,0% y manteniendo el sesgo expansivo, en concordancia con las expectativas del mercado.

En el comunicado de la reunión de marzo, el ente emisor destacó que esta decisión “reafirma su compromiso de conducir la política monetaria con flexibilidad, de manera que la inflación proyectada se ubique en 3%”.

Mientras tanto, en el plano internacional, se explica que “las condiciones financieras globales continúan favorables” y que ” las cifras siguen apuntando a un escenario de mayor crecimiento e inflación”. El organismo también reiteró que de mantenerse las condiciones actuales será necesario un incremento adicional del impulso monetario.

En otro tema, el BC expuso que “la inflación anual se ubicó en 2,7%, en línea con lo previsto en el IPoM de diciembre”.