Al menos cinco personas, incluyendo una mujer y su bebé, fallecieron este viernes en varias ciudades de Carolina del Nortecomo consecuencia del azote del huracán Florence en la costa sureste de Estados Unidos.

La Policía local de Wilmington, población cercana al punto por el que hoy tocó tierra Florence como huracán de categoría 1, informó en Twitter de que una mujer y su bebé fallecieron al caer un árbol sobre su casa, mientras que el padre fue trasladado a un hospital cercano debido a las heridas que sufrió.

El director del Departamento de Emergencias del condado de Pender, Tom Collins, precisó, por otro lado, que una mujer sufrió un ataque al corazón, y que el equipo médico no pudo llegar a tiempo hasta donde ella se encontraba debido a los árboles caídos que encontraron en el camino. Collins indicó que la ambulancia contaba con la ayuda de un vehículo para retirar los árboles, pero que la rama de uno atravesó su parabrisas y no pudo continuar con su labor.

La cuarta víctima mortal es un anciano de 78 años que falleció cuando intentaba conectar un enchufe a un generador eléctrico en el condado de Leonoir, informó la oficina del gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, en un comunicado.

Una voluntaria de respuesta de emergencia lleva en brazos a un niño cuya casa se inundó en James

Una voluntaria de respuesta de emergencia lleva en brazos a un niño cuya casa se inundó en James (Chip Somodevilla / AFP)

Los medios locales informan además de que en el mismo condado esta mañana apareció muerto un hombre de 77 años junto a su vivienda en Kinston. Las autoridades locales creen que los fuertes vientos le derribaron mortalmente cuando salió a comprobar cómo se encontraban sus perros de caza, indicó el canal local CBS 17.

/gap