Tacos de más de cinco kilómetros mantuvieron durante todo el día de ayer colapsado el paso fronterizo de Los Libertadores, principal vía de comunicación terrestre entre Chile y Argentina, en el primer día festivo de celebración de las Fiestas Patrias chilenas.

Cerca de mil automóviles se encontraban retenidos en el cruce, con esperas de hasta seis horas para atravesar el control fronterizo, explicó a Efe uno de los afectados.

Hoy, según comunicó Paso Cristo Redentor en el complejo Libertadores” registraba un “transito normal de todo tipo de vehículos” hasta hace unos minutos.Al igual que en el complejo Horcones donde “se mantiene el flujo vehicular continuo”, sin embargo se registra demoras de alrededor de 40 minutos para vehículos particulares.