“Estos tres días han sido malos comparados con otros años. El sábado hizo frío y vimos menos gente, pero estamos con toda la fe en que las lluvias no nos aguarán las fiestas, porque sabemos que los últimos días la gente sale más a celebrar”, dijo hoy una de las locatarias de las fondas del Parque O’Higgins, respecto de la lluvia que cayó ayer en Santiago

Se espera que para la concurrencia de personas a las fondas y ramadas de la Región Metropolitana se intensifique debido a las agradables temperaturas, las precipitaciones del sábado generaron una baja presencia de público, lo que fue resentido por los locatarios. “El sábado estuvo helado y el flujo fue lentito, pero de a poco han ido llegando. Como saben que son varios días, la gente se relaja, pero estamos preparados para los tres que quedan”, dijo Brisalia Villarroel, de la fonda La Grandiosa Bertita.

Jonathan Grez, de la Fonda de Papel, donde sus garzones reciben a los comensales caracterizados como los personajes de la serie española La Casa de Papel, indicó que “la evaluación es bastante negativa. Hoy (domingo) esperamos repuntar, porque hay sol, ya que la familia no sale con días nublados o con lluvia”.

El alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, uno de los anfitriones de la Semana de la Chilenidad en el Parque Padre Hurtado, dijo que las temperaturas de hoy sirvieron “para que los fonderos se repusieran de la menor concurrencia del sábado por el mal tiempo. El domingo compensó lo que no se vendió el sábado”.

Es por ello que las precipitaciones anunciadas para el martes 18, donde se espera que caigan entre 20 y 28 mm de agua, amenazan con bajar nuevamente la asistencia a las celebraciones de Fiestas Patrias.

Según la Dirección Meteorológica de Chile, las precipitaciones comenzarán durante la noche del lunes y se extenderán hasta la tarde del martes, y serán “de intensidad normal a moderada en la precordillera de las regiones de O’Higgins, El Maule, Ñuble y Biobío”.

En la Región Metropolitana las lluvias se darían con mayor intensidad en el centro y se extenderán hasta las 15.00.

Si bien la situación genera preocupación, tanto locatarios como autoridades confían en que la gente igual querrá celebrar. “Estamos preocupados por el pronóstico del tiempo. Pero al mal tiempo, buena cara. Llamamos a los vecinos a seguir celebrando”, indicó el alcalde Lavín.

/gap