El Pleno del Tribunal Constitucional (TC) resolvió, por 7-1, rechazar la petición presentada por 10 parlamentarios de Chile Vamos que buscaba declarar el cese en el cargo del diputado del Partido Comunista (PC), Hugo Gutiérrez, por “haber incitado, de palabra o por escrito, a la alteración del orden público”.

En requerimiento se le imputó a Gutiérrez amenaza a un carabinero; participación en manifestación en contra de un recinto militar en Iquique en octubre de 2019; que haya suscrito una declaración a favor de la paralización del servicio de Metro; y el haber expresado opiniones en Twitter faltando el respeto a las autoridades del Estado.

La decisión fue confirmada por el TC en un comunicado, desde donde señalaron que esta fue adoptada al “no acreditarse la causal invocada por los requirentes”.

También que el único magistrado que acogió la solicitud fue Cristián Letelier, aunque solo respecto lo último imputado, “en que el requerido difunde diálogos de niños con personificaciones contrarias a la tradición democrática, dando lugar a una denuncia de la Defensoría de la Niñez ante los Tribunales de Familia de Iquique, por vulneración del artículo 19 de la Convención de los Derechos del Niño”.

A mediados de agosto, dos abogados expusieron ante el TC en representación de los diputados oficialistas. Gutiérrez, en tanto, decidió no defenderse, argumentando en su oportunidad que “no me interesa lo que decrete el TC. No me voy a someter a una persecución política que han iniciado partidos políticos, que buscan mi destitución por el compromiso que tuve con el estallido social”.

La petición fue ingresada por los diputados UDI María José Hoffmann, Álvaro Carter, Juan Antonio Coloma, Jorge Alessandri, Javier Macaya, Celso Morales; los RN Luis Pardo, Diego Schalper, Sebastián Torrealba; y el Evópoli Luciano Cruz-Coke.

Hechos criticados

En las 50 páginas del requerimiento ingresado al tribunal a principios de enero se enumeran los hechos que, según el bloque oficialista, ameritaban la salida de Gutiérrez.

En el contexto del estallido social, detallaron, “el H. Diputado Hugo Gutiérrez ejecuta sus incitaciones a alterar el orden público”, las cuales “se amparan bajo el eslogan de la ‘Desobediencia Civil’. Que por cierto, distan, del todo de otros llamados, por la vía democrática y de manifestación pacífica, a efectuar a cambios sociales”.

Indicaron además que Gutiérrez “apoya la huelga, el paro, denosta a las autoridades, participa en actividades subversivas, entre otras cuestiones”, y que “las incitaciones del parlamentario, amén de ser comprobables, son de incuestionable impacto y perjuicio, pues se dirigen a tener efectos a nivel nacional o sino, al menos, regional”.

Se enumeraron cuatro “conductas incitadoras” realizadas por el diputado del PC, entre ellas, está la amenaza a un carabinero en Iquique; su presunta participación en la “quema subversiva” de un cuartel militar en la misma ciudad; y su apoyo a las tomas del Metro de Santiago en una declaración pública del partido.

En cuarto lugar, se sostuvo que el parlamentario “incita a alterar el orden público mediante Twitter”, para lo cual se enumeraron 55 declaraciones que Gutiérrez realizó mediante la red social, escribiendo algunos tuits como “Boicot COP25” o “en el que él expresa que la única solución es la asamblea constituyente”, advirtiendo que ‘en caso contrario vendrá otro Paro General”.

En dicha red social Gutiérrez también compartió una imagen con dibujos infantiles en los que se veía un ataque al Presidente Sebastián Piñera.

/psg