Este martes 18 de septiembre se celebró un nuevo Te Deum Ecuménico en la Catedral Metropolitana en medio de la crisis que afecta la Iglesia Católica y sin la presencial del arzobispo Ricardo Ezzati.

La jornada estuvo marcada por las alusiones que se realizaron durante la homilía a los casos de abuso sexual que han salido a la luz durante los últimos 10 años. En este sentido, el abad benedictino, Benito Rodríguez, monje del Monasterio Benedictino de la Santísima Trinidad de Las Condes, dijo que el Te Deum se desarrollaba “en un momento muy particular”, en medio de “tiempos recios”.

Sin embargo, la inmigración fue el tema que acaparó gran parte de la homilía: las autoridades religiosas pidieron que se integrara a los extranjeros que llegan al país buscando oportunidades para mejorar sus condiciones de vida y las de sus familias.

Mientras se desarrollaba la ceremonia religiosa una decena de personas gritaba consignas a las afueras de la Catedral Metropolitana en contra de la ley de identidad de género, una escena similar a la que se vivió el pasado domingo durante el Te Deum Evangélico. Pero ellos no fueron los únicos: al interior del templo se manifestó el movimiento Andha Chile, liderado por la ex candidata presidencial, Roxana Miranda, quien durante la homilía se levantó de su silla para gritar consignas.

“Nuestra Iglesia de Chile vive un tiempo de purificación quizás como nunca antes en su historia. Creemos que hablar desde esta precariedad, sin pretender negarla o esconderla, es también nuestro aporte al hoy de nuestra historia”, continuó el sacerdote, sin pedir explícitamente perdón a las víctimas.