Tres horas exactas duró la Parada Militar de este 2018. El acto que conmemoró los 208 años del Ejército y también el Bicentenario de la Batalla de Maipú abrió con la autorización del Presidente Sebastián Piñera y cerró con su felicitación al Ejército. “Ha sido una magnífica Parada Militar, en que participaron todas nuestras Fuerzas Armadas y también Carabineros de Chile, en el Día de las Glorias de nuestro Ejército”.

El Presidente aprovechó para destacar las gestas que dieron origen a esta celebración: la Toma del Morro de Arica, la Batalla de Maipú, la Batalla de Chacabuco y el Combate de Concepción, entre otras. “En muchas ocasiones a lo largo de nuestra historia, nuestro Ejército ha demostrado el heroísmo y el amor por la patria”.

A las 15 horas de este miércoles, Piñera fue el primero en desfilar por la Elipse del Parque O’Higgins, acompañado del ministerio de Defensa Alberto Espina, y a bordo del automóvil presidencial Ford Galaxie 500 XL.

A él le siguieron 3.684 uniformados por el Ejército; la Armada llevó a 2.368 soldados; a la FACH la representaron 1.296, y Carabineros con 1.600. En suma 8.948 efectivos.

No hubo tanques, ni blindados; pero sí más de 100 aviones y helicópteros de la Fuerza Aérea, la Marina y el Ejército. “Lo más relevante del Ejército es su factor humano. El gran agente de las Fuerzas Armadas chilenas es el recurso humano”, subrayó el general Ricardo Martínez, comandante en jefe del Ejército de Chile.

El general de división Juan Eduardo González, comandante de la guarnición de la Región Metropolitana, fue quien tuvo la responsabilidad de solicitar al Presidente Sebastián Piñera la autorización para iniciar el desfile.

/gap