El retorno de Pablo Longueira a la escena pública, ha sido confusa y ha movido las aguas en la UDI, partido en el que militó durante toda su vida y en el que, según aseguró, le gustaría ser presidente.

Si bien la posición oficial del gremialismo para el plebiscito del 25 de octubre que definirá si Chile tendrá o no una nueva Constitución, es el “Rechazo”, Longueira dijo en una entrevista con El Mercurio que votaría “Apruebo” y que incluso tenía intenciones de ser candidato al órgano constituyente que se genere para elaborar la nueva carta magna en caso de ganar dicha opción.

La posición del ex ministro del primer gobierno de Sebastián Piñera sorprendió, pero más asombraron sus dichos tan solo un día después, el lunes pasado en un taller por zoom que dictó en El Líbero, en el que aseguró estar por la opción “Rechazo”.

“Yo estoy por el rechazo, quiero conservar lo que más se pueda de esa Constitución… ¿Cuál es la mejor forma para conservar esa Constitución, la mejor que ha tenido Chile? Dando la pelea en la convención, donde lleguemos todos legitimados, que el ‘Apruebo’ no se lo adjudique nadie”, dijo en esa ocasión el ex candidato a Presidente según recoge La Tercera.

Longueira incluso fue más allá y habló de una desestabilización del gobierno de Piñera si el próximo 25 de octubre el “Apreubo” avasalla en las urnas al “Rechazo”.

“Hay que tirarse, hacerlo, porque tampoco hay coraje, nadie se atreve a hacer nada, y vamos todos a un precipicio… y tengo la convicción de que esa noche, si hay un 80%/20%, Piñera cae. Y punto. Sale igual que (Fernando, ex presidente argentino) De La Rúa en helicóptero, o esa noche hay que estar defendiendo La Moneda con las FF.AA. Eso buscan estos tipos”, aseguró el lunes.

No solo su postura incierta, en este retorno, generó incomodidad en la derecha, sino también su intención de ser presidente de la UDI, que fue cuestionada por diputados que apoyan a María José Hoffman para presidir el gremialismo, quienes llamaron a Longueira a competir por el puesto.

También a la alcaldesa de Providencia Evelyn Matthei puso en duda que la presidencia de su partido fuera adjudicada por una persona que es acusada de cohecho, haciendo referencia a la investigación que lleva el Ministerio Público en contra del ex senador, quien intercambió correos electrónicos con el gerente de SQM cuando se discutía la ley del royalty en el Congreso.

/psg