La presentación de Cristiano Ronaldo en Champions League con la Juventus resultó accidentada. Porque, en el duelo ante Valencia que representó su regreso a España, el portugués, de 33 años, fue expulsado a los 28 minutos de juego por una supuesta agresión a Jeison Murillo que las imágenes luego demostraron que no existió. Posteriormente a la acción, CR7 increpó al colombiano y el árbitro Félix Brych decidió expulsarlo.

El atacante, que venía de marcar sus primeros dos goles en la Vecchia Signora en la victoria ante Sassuolo (2-1) por la Serie A de Italia, se marchó del campo de juego entre lágrimas. Y su hermana, Katia Aveiro, no soportó verlo sufrir. En consecuencia, explotó en las redes sociales con un mensaje cargado de furia.

 Vergüenza en el fútbol. Se hará justicia. Quieren destruir a mi hermano, pero Dios nunca duerme. Vergonzoso”, escribió en su cuenta de Instagram. Su descargo enseguida cosechó casi 30.000 me gusta en menos de una hora.

Además, Aveiro, que suele publicar mensajes desafiantes en las redes sociales relacionados con su hermano (alguna vez, incluso, le lanzó dardos a Lionel Messi), interactuó con sus seguidores y continuó elevando la temperatura de sus palabras. “Ellos quieren dejarte abajo pero nunca lo conseguirán. Van a pagar caro estas lágrimas”, concluyó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: