Comunidades mapuches de Purén y Lumaco dieron cuenta de la decisión de tomarse el municipio de Lumaco, en rechazo a los escaños reservados para pueblos originarios de cara a la Convención Constitucional.

A través de un comunicado, dado a conocer por radio Biobío, las comunidades mapuches aseguran que “los escaños reservados vienen a violar la legalidad sobre los pueblos indígenas, ni se ha respetado la consulta previa en asunto que nos afecta”.

Junto con ello, apuntan que el pueblo mapuche ha sufrido imposiciones desde hace siglos por parte del Estado y ahora luego del plebiscito, se busca continuar con las imposiciones hacia ellos, contradiciendo sus derechos ancestrales.

Es por esto que hicieron un llamado al Gobierno a que “no se impongan los escaños reservados”.