José Mourinho estaba disconforme con el rendimiento de varios de sus jugadores, entre ellos Alexis Sánchez, tras el empate del Manchester United ante el Wolverhampton por la Premier League.

Al técnico no le gustó lo mostrado por varios de sus dirigidos. Por ejemplo, al chileno lo sacó al minuto 62 de partido y poco después de que a su equipo le igualaran en Old Trafford.

El técnico portugués no ocultó su molestia y recriminó públicamente el cometido de Alexis y sus compañeros en ofensiva, Romelu Lukaku y Jesse Lingard.

“Yo siempre espero más de mis atacantes, no tuvieron creatividad, movimiento o dinámica. Fue muy fácil para los defensas rivales el poder detenerlos con su supremacía en los últimos minutos”, expresó en conferencia de prensa.

Y no se quedó allí. “Nuestro juego no fue consistente, ni creativo ni dinámico. Creo que tuvimos suerte en marcar primero, desde un punto de vista mental, ellos estuvieron siempre mejor que nosotros”.

Mourinho fue tajante y confesó que “no me gustó lo mostrado por mi equipo” enfatizando en que su rival “jugó como si fuera la final del Mundo y eso tenemos que recoger nosotros para nuestro juego. Estoy más decepcionado que tras la derrota ante el Tottenham (0-3)”.

El entrenador luso aseguró que el cansancio por jugar Champions a mitad de semana tampoco fue excusa, pues puso en cancha a algunos jugadores que no utilizó, ejemplificando con Alexis.

“Yo podría decir que estábamos cansados después de un juego de la Liga de Campeones en un terreno horrible, pero Lingard, Valencia y Alexis no jugaron y Fellaini jugó 25 minutos, así que no tuvimos un equipo en problemas por la acumulación de partidos”, lanzó.

/gap