Los nuevos iPhone XS y iPhone XS Max empiezan a llegar a los primeros en comprar los dispositivos de Apple. Como era de esperar, no han tardado en aparecer las primeras pruebas de “tortura”. Concretamente, tenemos vídeos con un test de caída de los iPhone XS y iPhone XS Max, además de otra prueba de resistencia, esta al agua. ¿Qué tan resistentes son los nuevos iPhones de Apple?

Los análisis sobre la experiencia de usuario han dado paso a los primeros teardown o desmontajes que nos han permitido conocer detalles técnicos no desvelados por Apple. Nos referimos a la cantidad de memoria RAM, la capacidad de la batería o incluso las novedades a nivel interno como un nuevo chip de gestión energética o la propia disposición de la antena a manos de iFixit. De forma paralela, los youtubers han querido buscar el lado más morboso y se han puesto manos a la obra con los populares test de caída.

Test de caída de los iPhone XS y iPhone XS Max

Cristal. Cristal en la parte frontal y cristal en la carcasa trasera. Apple repite configuración y materiales en los nuevos iPhones de 2018 respecto a la base implantada por el iPhone X -y iPhone 8-. Un acabado brillante muy llamativo y bonito, pero, ¿también resistente? Habida cuenta de las costosas reparacionespor rotura de pantalla y carcasa de cristal, además del ya de por sí elevado precio de los nuevos iPhones, muy seguramente los potenciales compradores de un iPhone XS o iPhone XS Max querrán saber qué tan bien absorben los impactos los nuevos modelos.

Pantallas de los iPhone XS y iPhone XS Max

Ese es el objetivo del canal de YouTube TechSmart, que ha querido simular la caída de los nuevos iPhones desde diferentes alturas, además de contrastar la prueba con otro test de caída del iPhone X.

El vídeo deja constancia de que la altura tal vez no sea tan determinante como sí lo es el modo en el que caiga. También lo es qué parte del teléfono sea golpeada primero contra el suelo. En el caso del iPhone X, una de las esquinas de la pantalla se rompe en el primer intento, a la altura del bolsillo de un pantalón. A fin de cuentas, uno de los momentos críticos en los que se nos puede escapar el smartphone de las manos es justo a la hora de guardarlo.

¿Y qué sucede con los iPhone XS y iPhone XS Max? Curiosamente, no presentan apenas daños en la carcasa de acero, y ni mucho menos se rompe el cristal de ambas caras.

En el siguiente paso, toman la altura a la cabeza como altura para comprobar la resistencia ante caídas en situaciones en las que se nos resbale el teléfono mientras mantenemos una conversación telefónica. Aquí empezamos a ver cómo el cristal del modelo Max presenta ciertas grietas.

Tests de caída del iPhone XS

La prueba de fuego llega al forzar la caída desde algo menos de tres metros de altura. Aquí el iPhone XS sobrevive el envite, no así el iPhone XS Max.

Resistencia al agua del iPhone XS Max

La segunda de las pruebas realizadas por el mismo youtuber nos deja ver qué tan resistente es el iPhone XS Max al agua. El modelo, al igual que el iPhone XS, cuenta con certificación IP68, o lo que es lo mismo, resiste sumergido media hora a una profundidad máxima de 1.5 metros.

Prueba de resistencia al agua del iPhone XS Max

Sin embargo, la prueba ha ido mucho más allá puesto que han “bañado” el iPhone XS Max en el puerto de Sidney, en agua salada, a más de 20 metros de profundidad durante casi una hora. El resultado al final de la prueba es que el iPhone XS Max no soporta semejante presión a tal profundidad, así como el efecto de los electrolitos del agua del mar. De hecho, el mismo youtuber ofrece detalles sobre cómo el agua aparece entre el marco de la carcasa y el display al presionar éste.

No obstante, ya en condiciones más aceptables, el vídeo deja ver en su parte final cómo el smartphone de Apple soporta perfectamente más de media hora en un cuenco con agua dulce, a una profundidad en torno a los 12 centímetros.

/psg