Socios del colegio Antilén no lograron hacer de la institución una corporación sin fines de lucro a tiempo, por lo que quedó bajo el control del Mineduc. Apoderados esperan el remate a la brevedad para asegurar que sus hijos puedan seguir estudiando en el establecimiento.

El colegio será rematado al mejor postor junto a sus 600 alumnos por al menos 1.200 millones de pesos para seguir en funcionamiento. La fecha seria el miércoles 3 de octubre en la notaria René Benavente.

Según informó La Últimas Noticias, los socios tenían plazo hasta diciembre del año pasado para convertir el recinto en una institución sin fines de lucro, debido a que no se logró un consenso entre los 13 dueños, el Mineduc congeló la subvención del establecimiento y se hizo cargo del colegio.

Los apoderados en tanto, en voz de Denisse Rojas, presidenta de los padres y apoderados del Antilén, expresaron, “para nosotros, lo mejor que puede pasar es que el colegio se remate o se venda, porque eso asegura que siga funcionando y que nuestros hijos puedan seguir estudiando ahí sin problemas”.

/gap