El iPhone X y su rediseño donde el cristal protagonizaba cada rincón del teléfono supuso un cambio en la estrategia de Apple de cara al futuro, como hemos visto a principio de mes, pero también supone que el antiguo tope de gama sea uno de los móviles más frágiles ante caídas. Un nuevo estudio señala que el iPhone XS y el iPhone XS Max son más robustos que el iPhone X pero igual de poco resistentes a caídas.

SquareTrade ha puesto a prueba las certificaciones de los nuevos iPhone detallando que los dos teléfonos son smartphone resistentes, pero no tanto como para soportar una caída. De hecho, se han realizado pruebas con caídas desde todos los ángulos posibles y los teléfonos se han dañado en todas ellas. Eso sí, el iPhone XS Max responde mejor a estos daños que el iPhone XS, quizá el móvil con más riesgo a dañarse de todo el catálogo de la compañía de Cupertino.

prueba resistencia iPhone

Para poner a prueba la resistencia de los dispositivos se les ha sometido a una prueba de caída frontal, donde el diseño en vidrio de los iPhone Xs y Xs Max quedó roto por completo tras la primera caída. Durante la prueba de caída lateral, la estructura de acero inoxidable de los móviles protegió en cierta medida los dispositivos pero, en la caída caída trasera, no solo se rompieron con el primer golpe sino que en el caso del menor de los teléfonos, la pantalla se separó del cuerpo.

La guía que usa la empresa para saber cuánto de frágil es un móvil tiene en cuenta las propias características y los componentes físicos de los smartphones hasta los resultados de las pruebas de caídas, inmersión, volteo y flexibilidad de la compañía. Cuanto más alta es la puntuación de un dispositivo en la escala de 100 puntos, mayor es el riesgo de rotura a causa de un accidente. De todas estas pruebas se han obtenidos los siguientes resultados, donde el iPhone XS sale bastante peor parado que el iPhone XS Max.

caidas iphone xs

El diseño totalmente en vidrio del iPhone Xs y del iPhone Xs Max los hace vulnerables a las roturas, especialmente por caídas, principal causa de los daños de nuestros teléfonos móviles.

La buena noticia: puedes bañarlos en cerveza

Al igual que sucediera con el iPhone X, uno de los smartphones más frágiles del mercado, queda claro que tanto el nuevo iPhone Xs como el nuevo iPhone XS Max son smartphones bastante endebles, aunque el modelo de mayor tamaño soporta mejor las caídas y los golpes que su hermano menor, el cual sale bastante peor parado de las pruebas.

Por fortuna, hay un test que los dos nuevos móviles de Apple superan sin problemas: Los nuevos iPhone cuentan con certificación IP68 que indica que se pueden sumergir hasta a 1,5 metros de agua durante 30 minutos. La gente de SquareTrade se ha salido por la tangente y los ha sumergido en 138 latas de cerveza Pabst Blue Ribbon durante 30 minutos. Si no nos crees, echa un vistazo al siguiente vídeo:

Como puedes comprobar, ambos teléfonos siguen funcionando con facilidad tras su “borrachera”. Si te comprar el iPhone XS o XS Max y un día se te cae, esperamos que haya una buena jarra de cerveza bajo ellos para paliar futuros problemas.

/psg