Astrónomos han definido una nueva clasificación de exoplanetas, que comprende cuatro categorías de acuerdo a la medición de su radio, y que incluye a 4.268 mundos extrasolares ya registrados.

Hay aproximadamente 4.433 exoplanetas en los últimos catálogos. Sus radios generalmente se han medido conociendo el radio de su estrella anfitriona y luego ajustando de cerca las curvas de luz a medida que el planeta transita por la cara de la estrella. El radio de la estrella anfitriona es, por lo tanto, un parámetro clave y la última versión de datos de la misión Gaia ha permitido a los astrónomos mejorar la precisión de las propiedades estelares en su catálogo de manera significativa, -con una precisión en radio de aproximadamente 8%-, para unas 108.000 estrellas observadas en los campos de exoplanetas de la misión Kepler.

Este gran conjunto de datos y los valores refinados permiten a los científicos confirmar algunos consejos previos sobre la distribución de tamaños de exoplanetas, a saber, que la distribución del tamaño no es exactamente uniforme, sino que algunos tamaños de exoplanetas son menos comunes de lo que cabría esperar. En particular,hay una escasez de planetas con radios ligeramente más que unos dos radios de la Tierra, y otra ligera disminución nuevamente a tamaños de alrededor de cuatro y alrededor de diez radios de la Tierra.

La nueva base de datos, diseñada junto a dos colegas por Dimitar Sasselov, del Havard-Smithsonian Center for Astrophysics, sirve para definir un nuevo esquema de clasificación para exoplanetas. La categoría más pequeña consiste en planetas más pequeños que cuatro radios terrestres, y dentro de este grupo hay dos subgrupos: los más pequeños que dos radios terrestres y los que están entre dos y cuatro radios terrestres. Estos pequeños planetas generalmente son pobres en gas. La segunda categoría tiene entre cuatro y diez radios de la Tierra, y el equipo propone que se los denomine “planetas de transición” ya que forman un puente entre la clase pequeña y los grandes gigantes del gas. Hay una escasez relativa de objetos en esta clase por razones que no se comprenden bien.

Según el estudio, publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, la tercera nueva agrupación contiene los planetas gigantes gaseosos, aquellos con tamaños superiores a unos diez radios terrestres y que están dominados por hidrógeno y helio; estos incluyen análogos de Júpiter e incluso estrellas enanas marrones.

Los autores concluyen observando que el grupo de planetas de dos a cuatro radios terrestres es el que tiene más probabilidades de tener núcleos ricos en agua (“mundos de agua”). Proponen que sus resultados ayudarán a refinar la lista de objetos seleccionados para seguimientos observacionales, incluidos los mundos potencialmente habitables.

/psg