Los mercados de Argentina tuvieron otra jornada para el olvido.

La Bolsa de Buenos Aires sufrió una dura caída de 3,44% en medio de una toma de ganancias tras dos semanas de sucesivas alzas, mientras que el peso anotó un nuevo retroceso pese a otra intervención del Banco Central y a las negociaciones para un nuevo programa de ayuda del FMI al vecino país.

Ello en medio de un clima de crispación ad portas del paro nacional convocado para mañana.

La dura caída del mercado bursátil trasandino pasó factura a la Bolsa de Comercio de Santiago y a las acciones chilenas con exposición a Argentina.  Latam cayó -1,11%; Cencosud -1,08%; CCU -1,98%; Falabella -0,82%. Las de este grupo se salvó Andina-B que terminó la jornada con una leve alza de 0,11%.

En un contexto en el que además cayeron la mayoría de las bolsas del mundo por los renovados temores en torno a la guerra comercial, el IPSA sufrió un duro retroceso de 1,43%, lo que supone su peor día desde el 25 de junio pasado (-1,67%).

CMPC que celebró la semana pasada el haber alcanzado su máximo histórico, hoy lideró las bajas del IPSA con una caída de -4,16%.

La bolsa trasandina fue la que más cayó en todo el mundo, mientras que la plaza de Santiago tuvo el octavo peor desempeño.

/gap