Este jueves se entregó un nuevo informe ICOVID, el que consignó un aumento “estadísticamente significativo” en la transmisión del coronavirus, que podría estar parcialmente asociado a las actividades del plebiscito del 25 de octubre pasado.

En reporte, que fue elaborado por la Universidad de Chile, Universidad Católica y Universidad de Concepción, con información obtenida hasta el 7 de noviembre, proporcionada a través de un convenio con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Ciencia, estimó un alza aproximada de 10% de casos nuevos respecto de la semana anterior.

El informe señaló que este cambio está empujado por las regiones de Arica, Tarapacá, Metropolitana y O’Higgins, las que también muestran un aumento en su indicador de transmisión durante la última semana, lo que se interpreta como que el número de personas que cada infectado contagia en promedio ha ido al alza.

Guillermo Cabrera-Vives, académico y director de la Unidad de Ciencia de Datos del Departamento de Ingeniería Informática de la Universidad de Concepción, explicó que se observó “un aumento significativo en la carga y transmisión del virus a nivel nacional. Todas las regiones tienen este indicador crítico, a excepción de la región de Atacama”.

“Esto podría explicarse parcialmente debido al plebiscito del 25 de octubre y al aumento de contagios asociado a las actividades realizadas por este motivo. Este evento ocurrió con dos semanas de anterioridad a los datos considerados en este informe, que es aproximadamente el tiempo necesario para notar el efecto de un cambio en la dinámica de contagio en los datos”, añadió.

En cuanto al número de infectados, 11 regiones mantienen su nivel de carga en rojo y Magallanes es, una vez más, la región de mayor preocupación en el país con un promedio de 47,4 casos nuevos diarios por 100 mil habitantes.

Sobre esta última región, el investigador en salud pública y académico de la Escuela de Gobierno de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Eduardo Undurraga, sostuvo que “Magallanes muestra además una alta proporción de test positivos (14,5%), lo que sugiere que el número de infectados es probablemente mayor que los casos detectados. La región muestra una mejora sostenida en ambos indicadores respecto del mes de septiembre; sin embargo, los indicadores se han estabilizado en niveles críticos”.

“También preocupan las regiones de La Araucanía y Los Ríos, ambas con una carga promedio de más de 20 personas infectadas por 100 mil habitantes y una alta proporción de test positivos de 13% y 10%, respectivamente”, agregó el académico.

Por la trazabilidad y testeo, los investigadores señalaron que “aunque estos indicadores han ido mejorando con el tiempo, están aún lejos de la meta de 80% de cobertura”, explicando que hay cierta heterogeneidad con regiones con indicadores más altos y bajos.