Una insólita situación vive por estos días el delantero del Stoke City, Saido Berahino, tras el nacimiento de sus tres niños, quienes con solo seis semanas de diferencia y tres madres distintas son los protagonistas de una historia que tiene a la isla completa pendiente del cahuín farandulero-deportivo.

La historia es así: el futbolista de 25 años estaba de novio con la modelo Stephania Christoforou, pero le dieron el corte en San Valentín por infiel. Al momento de la ruptura, la buena de Stephania esperaba a su primer hijo, que nació el 30 de mayo. La mujer con la que Berahino fue infiel también es modelo y se llama  Chelsea Lovelace. Como el amor andaba tan fuerte por eso lados, también quedó embarazada y su hijo nació el 15 de julio.

Como si eso fuera poco, futbolista mantuvo un romance con una amiga de infancia del que nació una niña, inscrita el 17 de julio y de la que se desconoce la identidad ya que se lleva un proceso judicial.

Obvio que la noticia dio que hablar entre los futboleros de Inglaterra, quienes cuestionan si la alocada vida privada de Saido Berahino influye en su juego. Cabe señalar que el delantero estuvo 913 días sin hacerle goles ni al arco iris y en el actual torneo solo ha gritado “yeees” en dos oportunidades.

/gap