El sábado por la noche, Universidad Católica tenía la mesa servida para celebrar. Había caído por goleada uno de los más inmediatos perseguidores, Unión La calera, que fue goleado en su casa 4×0 por el equipo de la franja amarilla, Everton de Viña del Mar.

Pareciera que el equipo cruzado se quedó pegado en las fondas dieciocheras, después de ver el primer tiempo de juego, en que el equipo colista San Luis de Quillota, le estaba zapateando a Católica en su propia fonda de San Carlos de Apoquindo.

El cuadro cruzado planifica el partido como siempre, con un delantero neto, Sebastián Sáez, el que bailaba solo esta cueca en el área del equipo canario. El cotejo como siempre con gran clase de tocar el balón, pero con este toca, toca, toca y retoca no se gana nada, si no va acompañado de los goles. El toca y toca le significó a la Ucé llegar al 68% de posesión del balón.

U.Católica se enfrentó a un equipo que se sabía de memoria el libreto del centro al área para el

Cabezazo de Sáez, pero los centrales quillotanos siempre ganaron los pelotazos de siempre y archi-conocidos por los equipos que enfrenta a la Ucé. San Luis durante los primeros  45 minutos le quitó todo el protagonismo a los cruzados con el gol que llega en el minuto 37, después de un contra ataque letal por la franja derecha que culmina con un gol de Rodríguez, avalado por la poca resistencia del arquero Dituro.

Comienza el segundo tiempo y después del café cargado en el camarín cruzado, cambia el ambiente de fiestas patrias, Beñat San José hace los cambios, ingresa Munder por Rojas, quien tenía un bajo desempeño y Magnasco por Sáez por las mismas razones del volante  Rojas.

De ahí en adelante cambia el ritmo del partido despertando a la hinchada cruzada, que en el primer tiempo estaba de bostezo en bostezo después de tanta fiesta por las celebraciones patrias. Pero faltaba el hombre gol de Católica, ingresa Llanos por Rebolledo y de ahí en adelante, el equipo  cruzado le pasa por encima a la oncena quillotana.

Primero el empate de Fuenzalida a los 75´ y después viene el triunfo con el potente disparo de Llanos que rebota en Buonanote. Ambos goles fueron tiros de media distancia, que lograron abrir el cerrojo canario.

Así culminan las fiestas patrias para los cruzados, con celebración por el triunfo logrado pero sin dejar de sufrir como siempre.

 

P.D. SR. SAN JOSE NO CREE UD. QUE POR EL BIEN DE LA FIEL HINCHADA CRUZADA, PIDIERA UD.        HACER JUGAR JUNTOS A LLANOS Y SAEZ.

/Por Fernando Ocaranza Iniesta