El seremi de Salud de la región de Valparaíso, Francisco Álvarez, fue insultado este martes por un grupo de vecinos al llegar al Hospital de Quintero.

El hecho ocurre en un día en que al menos 176 personas han concurrido al centro asistencial acusando padecer de síntomas por una posible intoxicación.

Una decena de apoderados de las comunas de Quintero y Puchuncaví increparon duramente a la autoridad, impidiéndole el paso al vehículo en que se transportaba.

Una madre de uno de los alumnos atendidos en el centro médico encaró a Álvarez recriminándole por levantar la Alerta Amarilla.

Cabe recordar que este martes por segunda jornada consecutiva vecinos de la zona concurrieron al centro médico para ser atendidos por síntomas de intoxicación, luego de que el lunes los alumnos volvieran a clases.

/gap