Con cincel se cortaba el ambiente esta mañana en algunos círculos de TVN a raíz de la inminente publicación de los sueldos de todos los ejecutivos y rostros del canal. Decisión que, cuentan allá,  no ha sido informada aún oficialmente al personal, y que según recogió esta mañana La Tercera PM con distintos sectores de la estación, cumple con todos los ingredientes para encender un nuevo conflicto en el “Canal de Todos”.

La medida es una de las primeras que se ha adoptado desde la renovación de la plana mayor, luego del cese de los mandatos de Antonio Leal y Francisco Frei. Éstos fueron reemplazados -con la venia del Senado de por medio- por la ex ministra Adriana Delpiano y el ex subsecretario Ricardo Cifuentes.

Dicho recambio, además, sucedió a una crisis interna que tuvo quebrado al directorio de TVN por casi un mes, a raíz de la guerra casi personal entre el presidente del directorio nombrado por la administración Piñera, Francisco Orrego, y el director ejecutivo nombrado por la administración Bachelet (pero ratificado por el actual gobierno) Jaime de Aguirre. Conflicto que detonó en la segunda mitad de julio cuando se divulgó un informe de contraloría interna que sostenía que el directorio no supo las “condiciones especiales” (indemnización sin tope, pasajes aéreos en clase ejecutiva y bonos) que incluyó en el 2016 la contratación de De Aguirre.

Ello empujó a Leal, Frei y el PS Máximo Pacheco a acusar a Orrego de filtrar el texto y de intentar desestabilizar al canal. Sólo mediaciones posteriores destrabaron la pugna.

Qué dice el texto

La desclasificación de remuneraciones, además, deriva de uno de los compromisos adquiridos con la estación para acceder a los US$47 millones por concepto de capitalización aprobadas trabajosamente por el Congreso en enero último, y que aún no llegan a Bellavista 0990. En el punto octavo del documento “Nuestro compromiso” se lee:

“Compromiso con la Transparencia y la Probidad: una Televisión Pública no debe restarse de la sana política que abarca a los organismos del Estado y las empresas públicas, en cuanto a transparentar remuneraciones y demás condiciones de trabajo de sus ejecutivos y rostros. Las remuneraciones, si bien constituyen en principio un dato personal, no caben dentro de la categoría de información sensible especialmente protegida y su publicación sí cabe en la política general de transparencia de la función pública. En el caso de un canal de Televisión Pública -dada su misión específica dentro de su industria- debe tener también un Compromiso con la Austeridad”.

¿Fue o no acuerdo unánime del directorio?

La disposición podría derivar en un nuevo conflicto a varias bandas en TVN. Aunque esta mañana ninguna de sus autoridades quiso conversar entre comillas con La Tercera PM, de los antecedentes recabados se tiene que hay dos versiones contrapuestas. Una, que sostiene que la medida se adoptó por acuerdo unánime del directorio el pasado 6 de septiembre; otra, que niega lo anterior y advierte que es sólo una opinión del presidente del directorio, pero no un acuerdo de éste. Esta última versión, además, hace presente que la divulgación de rentas no es una obligación ni tampoco está aún en desarrollo.

De cualquier modo, en el sitio corporativo del canal están disponibles las dietas de los directores, el gasto total en sueldos de la plantilla y los sueldos brutos y líquidos de los principales ejecutivos de este canal. Pero claro, requiere cruzar columnas con filas, y no es un informe detallado con nombre y apellido.

Un integrante del directorio que pidió reserva de su nombre añadió que si bien no hay una imposición, la idea es que no sea un secreto sensible, y que el plazo para aprobar esto es en cuatro días más, este 30 de septiembre. Y si bien los dineros aprobados para la señal cultural estarán disponibles, la discusión está en qué ofrece el canal como garantía para mejorar las cifras (hace dos semanas se informó que las pérdidas del primer semestre fueron $9 mil millones).

De cualquier modo, hay voces que estiman que con una masa laboral de 1.100 personas es excesiva para las metas pendientes.

Rostros, en cauto silencio; el sindicato aplaude

¿Qué dicen los afectados? Silencio total delante de la grabadora, tanto de los rostros del canal como entre los de la competencia y de quienes han trabajado allí. Fuera de cámara, varias y varios hacen ver que la medida es perjudicial, más allá de si lo que les pagan excede o no el imaginario del televidente promedio. Hay quienes temen daños sobre la imagen del animador o conductor “cercano” a la gente (“imagínate si estuviera vivo el Halcón de Chicureo”, fue uno de los comentarios).

Otros hacen ver que el estatus de rostro acarrea costos desconocidos para el televidente: además de ser contratos a plazo fijo, no permiten acumular antigüedad ni menos indemnización en las mismas condiciones que, por ejemplo, tienen algunos ejecutivos.

Pero lo delicado, advierten, es que los contratos de los rostros -anuales o bianuales- contienen duras cláusulas de confidencialidad y reserva. “Ni siquiera te puedo decir cuánto gano, arriesgo hasta sanciones penales”, es uno de los argumentos.

Otra cosa dicen en el Sindicato de Prensa del canal: “Aplaudimos esta iniciativa, y esperamos que el compromiso asumido por el canal público se pueda replicar en el resto de la industria, donde a pesar de los recortes de personal y la reciente externalización de funciones, por ejemplo, se siguen pagando sueldos millonarios a conductores y ejecutivos. Política de efectos perniciosos tanto en el clima interno, como en los balances económicos que vienen mostrando las estaciones de televisión abierta”.

En tanto, el ex vocero de gobierno y hoy diputado PS Marcelo Díaz hizo ver, al ser consultado, que “es bueno que TVN aumente sus niveles de transparencia, resguardando aquella información que sea estrictamente sensible para su desempeño empresarial. Con todo, el debate de fondo es que el modelo de televisión pública autofinanciada, una excentricidad chilena, no es viable y, por tanto, mientras se mantenga tal modelo siempre habrá riesgos de que la competencia use esa información para sacar ventajas. Mientras no cambie el modelo, TVN debe combinar austeridad y capacidad de competir con sus pares en la industria televisiva”.

Ex gerente advierte de posible pugna legal

“Dudo que eso ocurra”, dice al teléfono el ex gerente de Programación de TVN Juan Carlos Altamirano. “Dudo que se publiquen los sueldos; ninguna empresa privada lo hace, y si se lo exiges a TVN, el canal tiene un estatuto que se rige igual que una empresa privada. Y una de las razones de esa autonomía es poder competir en igualdad de condiciones con los privados. Si empiezas a publicar tus sueldos, el otro tiene un ventaja enorme para levantarte gente”, continúa.

E insiste: “Revelar sueldos es súper complicado. Si los publicas, por supuesto que fomentas las grúas, ese es el tema”.

-En el canal subrayan con destacador fluorescente que los contratos de rostros tienen cláusulas draconianas de confidencialidad y reserva, especifícamente respecto de los montos a pagar.
-Completamente, todos. Todos.

-Entonces, ¿podría derivar esto en una pelea legal?
-Por supuesto. Es una pretensión inconducente: tienes que cambiar el estatus de TVN para que puedas transparentar tus sueldos. Y cambiar el estatus legal de TVN es tener que intervenir en una nueva ley de TVN. Esto quiere decir que el señor Orrego sabe muy poco de empresa y televisión. No veo cómo va a lograr bajar costos transparentando sueldos.

-A no ser que esto obedezca a una vendetta contra Jaime de Aguirre.
-Bueno, pareciera que va más por ese lado. Me imagino, por todo el escándalo por el sueldo de Jaime de Aguirre, que por lo demás es un gran sueldo, pero es lo que ganan estos directores ejecutivos de empresas de estas magnitud de facturación. En todo caso, si lo que quieres es deshacerte de Jaime de Aguirre, bueno, házlo y después contrata a alguien por la mitad del sueldo, si es que lo encuentras. No tiene sentido hacer toda esta vuelta si lo que tienes son problemas con el director ejecutivo.

Los sueldos de TVN que más han subido

Según el último reporte anual de TVN, la remuneración bruta correspondiente para las 24 posiciones ejecutivas ascendió a $2.922 millones. Mientras que en 2016 para 26 cargos ejecutivos alcanzó $3.026 millones. Ambos valores consideraron sueldos, gratificaciones y bonos.

En el detalle: El cargo de director ejecutivo de la estación televisiva considera una remuneración líquida de $159 millones a diciembre de 2017. El mismo cargo en tanto, en 2016 consideró un suelto total líquido de 91 millones.

Mientras que en el caso del director de prensa en 2017 obtuvo una remuneración total de $177 millones. Mientras que en 2016 el mismo cargo consideró un suelto total liquido de $117 millones.

Otro de los cargos que también elevó su sueldo fue el de gerente general de TVN que en 2017, contempló un monto total líquidos de $106 millones. Mientras que en 2016 fue sólo de $93 millones.