El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este miércoles que ha sido “muy proactivo” hacia Cuba y que ya ha conseguido acabar con “mucho” de lo que implementó su predecesor, Barack Obama, quien restableció las relaciones diplomáticas con la isla.

“He sido muy proactivo sobre Cuba (…) No me gusta para nada lo que está pasando en Cuba  y, ciertamente, no me gusta lo que pasa en Venezuela”, subrayó Trump durante una rueda de prensa en Nueva York, en los márgenes de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

También, volvió a defender  la nominación a la Corte Suprema de Brett Kavanaugh, acusado por tres mujeres de abuso sexual. “A mí me acusaron falsamente cuatro mujeres”, dijo y prometió escuchar los testimonios de las mujeres que dicen haber sido abusadas por Kavanaugh.

Varios de los periodistas de la conferencia de prensa preguntaron sobre este tópico y el mandatario se mostró confiado de obtener los votos para la confirmación.

Sin embargo, por primera vez dijo estar abierto a retirar la nominación si encuentra que la evidencia de agresión sexual en su contra es convincente. “Siempre puedo ser convencido”, le dijo y agregó: “Si pienso que él es culpable de algo así, sí, claro. Quiero ver. Quiero observar”. El Comité Judicial del Senado considerará la evidencia en contra de Kavanaugh el jueves.

Trump, además, dijo no estar “contento” con la tercera subida de tipos de interés de la Reserva Federal (Fed) en 2018, a entre el 2 % y el 2,25 %. “No estoy contento con eso (…) Estoy preocupado por el hecho de que parece que les gusta subir las tasas de interés“, afirmó. “Ellos la suben, y ellos las suben porque estamos haciéndolo tan bien. Estamos haciéndolo mucho mejor de lo que nadie pensó”, añadió.

El mandatario consideró que, bajo la Presidencia de Obama el dinero de la Fed era de “juguete” porque la Fed durante un periodo bajó los tipos de interés a la horquilla de entre el 0% y el 0,25%, de forma que el precio del dinero era mucho más bajo que ahora.

La decisión de hoy de la Fed sitúa el precio del dinero en el nivel más alto desde 2008. En lo que resta de año, hay previstas dos nuevas reuniones de política monetaria de la Fed: a comienzos de noviembre y mediados de diciembre. En este último encuentro del año se espera la cuarta y última subida de tipos de interés de 2018.