La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, sancionó este viernes a “cuatro figuras clave” que “facilitaron los esfuerzos del ilegítimo régimen de Maduro por socavar la independencia y el orden democrático de Venezuela”, informó el Tesoro en un comunicado. Los sancionados son David Eugenio De Lima Salas, Reinaldo Enrique Muñoz Pedroza, Indira Maira Alfonzo Izaguirre y José Luis Gutiérrez Parra.

“Sus acciones son parte de un esquema de interferencia electoral más amplio para evitar que se celebren elecciones parlamentarias libres y justas en diciembre de 2020 mediante la reestructuración del Consejo Nacional Electoral, y el control de la riqueza y los activos del estado para fines del régimen a través del Fiscal General”, acota el texto.

“El corrupto régimen de Maduro está intentando tomar el control de la Asamblea Nacional de Venezuela a través de una elección fraudulenta”, dijo el secretario Steven T. Mnuchin. Y agregó: “Estados Unidos apoya al pueblo de Venezuela, y esta Administración sigue comprometida con atacar al régimen ilegítimo de Maduro y sus partidarios mientras buscan fortalecer su control sobre el poder”.

Indira Maira Alfonzo Izaguirre, ex magistrada de la Corte Suprema de Justicia, es la actual rectora titular y presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE); José Luis Gutiérrez Parra oficia como rector titular del CNE; Reinaldo Enrique Muñoz Pedroza es el Procurador General; y el ex gobernador David Eugenio De Lima Salas trabaja junto a Tareck El Aissami y Alex Saab, preso en Cabo Verde acusado de ser testaferro de Maduro.

Antecedentes de El Aissami y Saab

La OFAC sancionó a El Aissami el 13 de febrero de 2017 al acusarlo de desempeñar un papel importante en el tráfico internacional de narcóticos. Al momento de su designación, El Aissami era el vicepresidente ejecutivo de Venezuela.

El 8 de marzo de 2019, la Fiscalía Federal para el Distrito Sur de Nueva York acusó a El Aissami de violaciones penales de la Ley Kingpin. El 26 de marzo de 2020, el secretario de Estado, Mike Pompeo, anunció una recompensa de USD 10 millones por información que conduzca al arresto y/o condena de El Aissami.

Respecto a Alex Saab, el Tesoro recordó que fue sancionado el 25 de julio de 2019. Está acusado de ser responsable o cómplice de, o por participar directa o indirectamente en, una transacción o serie de transacciones que involucran prácticas engañosas y corrupción.

“Saab se beneficia de la orquestación de vastas redes de corrupción que le han permitido a Maduro y sus compinches beneficiarse significativamente de la importación y distribución de alimentos en Venezuela. A través de una sofisticada red de empresas fantasmas, socios comerciales y miembros de la familia, Saab ha lavado cientos de millones de dólares en ganancias de corrupción en todo el mundo”, consignó el Tesoro.

/psg