Expertos y operadores de Wall Street que siguen de cerca el caso argentino ven con optimismo el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional anunciado en Nueva York. Dicen que es el programa es “muy generoso”y que ayudará a “reducir el nerviosismo de los mercados”.

Jorge Mariscal, director de inversiones para Mercados Emergentes de UBS Wealth Management, dijo a Clarín que “el acuerdo alcanzado refuerza el apoyo del FMI a Argentina. Su monto es mayor y se incrementa también el acceso a fondos en el 2019. Virtualmente elimina la necesidad de ir al mercado internacional de financiamiento”. Es decir que “este nuevo acuerdo mejora el panorama financiero del país y debe contribuir a reducir nerviosismo en el mercado”.

Respecto de la intervención del Banco Central, Mariscal señaló que “el nuevo mecanismo para el tipo de cambio establece una banda amplia de flotación del peso, lo cual es deseable, pero también introduce un mecanismo de ajuste a la banda de 3% mensual. Lo último involucra el riesgo de que las expectativas inflacionarias y de ajustes salariales si tiendan a indexar el punto medio de esta banda que sugiere una inflación/depreciación de la moneda de más del 30% anual. De aquí que el cumplimiento de las metas de crecimiento de los agregados monetarios será crucial para evitar la indexación de la economía Argentina”.

Sin embargo, el experto expresa cautela: “Aun cuando este nuevo paquete de ayuda es positivo, la confianza no se recuperará de la noche a la mañana. Habrá que ir cumpliendo las metas fiscales y monetarias, y el entorno global deberá cooperar”.

Para Mauro Roca, managing director de TCW Emerging Market group, “el programa es muy sólido, está de acuerdo con expectativas”, según dijo a Clarín. “Por un lado se incrementa en un monto razonable, 7.000 millones, respecto del anterior. Pero también hay un adelantamiento muy importante de pagos que asegura que el país no tiene necesidad de emitir ningún bono hasta finales de 2019”, puntualizó.

El experto señala que “el programa cubre las necesidades financieras brutas, o sea que puede cubrir el déficit, el pago de interés y el pago de amortización de capital de toda la deuda que vence hasta fines de 2019. Eso implica que el gobierno no tiene necesidad de emitir nada hasta fines de 2019, no hay país en el mundo que tenga esa capacidad”.

Roca cree que el acuerdo “es muy generoso” y es probable que se refinancie un monto importante de la deuda. “Eso te hace el acuerdo mucho más generoso”, explica. El experto destaca que el presidente Mauricio Macri “ha logrado un apoyo fenomenal de la comunidad internacional. Fue un gran logro de volver a la Argentina al mundo”.

Para Daphne Wlasek, estratega de XP Investments en Nueva York, el acuerdo “debería ayudar a los inversionistas dormir mejor a la noche”, según dijo a la agencia Bloomberg. El dinero adicional va a eliminar “la dependencia argentina del financiamiento externo” para el año próximo, agregó.

/psg