Durante el sexo, no todo lo que pensamos tiene por qué salir de nuestra boca, es más, durante un momento tan íntimo sólo deberíamos estar concentradas en disfrutar.

Si no quieres que el deseo sexual de tu galán se enfríe es mejor que no digas estas frases porque ningún hombre las quiere escuchar y mucho menos durante el sexo.

“Apaga la luz”

Linda, al decirle esta frase lo único que demuestras es que no te sientes segura con tu cuerpo y así no podrás disfrutar del sexo. De nada servirá que él se esfuerce por complacerte si tú estarás pensando en si se te salió la lonjita o si te ve la celulitis.

Si él está contigo es porque le gustas tal como eres y no tiene ningún problema con tu cuerpo, y tú tampoco deberías tenerlo.

“¿Te gusta cómo lo hago?”

Está bien que preguntes un par de veces pero no cortes la pasión del momento con una pregunta que termina siendo una especie de muletilla.

Cuando le gusta lo que estás haciendo, lo notarás sin necesidad de preguntarle.

“¿Soy la única que te ha hecho esto?”

Esa es una pregunta muy incómoda y lo más probable es que terminará mintiéndote para no hacerte sentir mal. Que no te importe ser la primera o la última en hacerlo. Enfócate en disfrutar el momento.

“¿Ya entraste? ¡No siento nada!”

Ningún hombre quiere escuchar esta frase durante el sexo. Si notas que su erección no es suficiente, puedes ayudarlo un poco a que esta incremente. Pregúntale qué le gustaría que le hicieras. Incluso, esa simple pregunta, lo podría excitar.

“¿Así está bien?”

En el momento de explorar nuevas posiciones, es importante que muestres seguridad. No le preguntes si está bien o no. ¡Demuéstrale lo buena que eres en la cama!

“¿Perdón?”

Durante el sexo es posible que sucedan accidentes incómodos, desde darse un pellizco, pegarse con la cama o pared, pero no es razón para que pases la noche lamentando lo sucedido. Fue un accidente. ¡Déjalo pasar y concéntrate en disfrutar!

“¡Ya termina!”

¡Olvídate de decirle eso! El sexo es para relajarse, para disfrutarse, no para que lo presiones: son dos personas, y el hecho de que tú ya estés sexualmente satisfecha, no quiere decir que él también lo esté. Recuerda que hay hombres que necesitan más tiempo para llegar al orgasmo.

/psg