Una nueva polémica enfrenta la alcaldesa de Maipú, Cathy Barriga, luego de que un diario comunal revelara que el municipio gastó $15 millones en mil collares de rodio, con cadena e incrustaciones Swarovski y $54.978.000 en peluches que representan las mascotas “Renacín” y Smacina”.

Según informó La Segunda hoy, la compra de las joyas se hizo a través de trato directo a la empresa Importadora y Exportadora KB SPA (“Crystal Store”), bajo cuatro decretos entre mayo de 2017 y agosto de 2018.

En tanto la municipalidad señaló que la adquisición de los juguetes didácticos se hizo con fines pedagógicos y se entregaron en “jardines infantiles, colegios, ferias libres y en toda actividad que involucrara la participación de niños y niñas” con el objetivo de generar conciencia de la importancia del cuidado del medio ambiente.

Debido a eso los diputados del distrito 8 anunciaron que irán a la Contraloría para que revise estas actuaciones de la administración de la jefa comunal independiente, cercana a la UDI.

“Estoy tratando que me cuenten en el municipio qué justifica esa compra (de joyas) porque a simple vista me cuesta entender la justificación”, dijo a La Segunda, el diputado y presidente de RN, Mario Desbordes.

Por otro lado, el representante de Revolución Democrática, Pablo Vidal que también acudirá al organismo, señaló que “cuando un alcalde quiere condecorar a un vecino lo que hace es regalarle un galvano, una medalla. Pero regalar joyas es otra cosa. Es un regalo que tiene como objetivo generar una conducta electoral en esas personas y eso está sancionado por la Ley Electoral”.

A su vez la parlamentaria comunista, Carmen Hertz, se sumó a la condena por la compra de joyas con dinero municipal, señalando que “no es posible utilizar fondos municipales, si quiere hacer un regalo o tener una deferencia tendrá que ser con fondos personales”.

En junio de este año Barriga explicó a The Clinic por qué compró collares con cristales Swarovski. “Cuando asumí como alcaldesa regalaban esas maderas típicas y raras que uno no sabría dónde guardarlas, nada especial, salvo por la poca gracia que tienen y su nulo significado. ¿Sabes cuánto costaban? Entre 38 a 45 mil pesos. ¿Sabes cuánto vale este collar? Sale 12 mil pesos y fracción”, comentó.

/psg