La asesora de Chile frente a la demanda presentada por Bolivia ante la Haya, agente de Chile contra Bolivia en Silala y directora de Fronteras y Límites del Estado, Ximena Fuentes (en la foto, la del medio), conversó en Duna en Punto sobre el próximo fallo que entregará La Haya este 1 de octubre.

Abogada de fuste y reconocida experta en derecho internacional, no conoce de horarios cuando asume una causa. Por algo, integra el selecto equipo que defiende a Chile en La Haya. Casada con el abogado Fernando Atria, referente obligado para la izquierda chilena, es su fan número uno, pero tiene clarísimo que ella brilla con sus propios pergaminos.

Fuentes fue clara al decir que “hicimos una buena defensa que es el decir que el hecho de haberse sentado a conversar muchas veces no crea una obligación jurídica de negociar. Si la Corte determinara que existe una obligación jurídica de negociar va a tener que decir cuáles son los actos por los que se determinaron un acuerdo con Bolivia de negociar y la Corte tendría que ser bastante creativa para hacer algo así”.

Eso sí Fuentes apuntó a que se debería haber tomado mayor atención al fallo de la objeción preliminar “la Corte dice que Bolivia no reclamó un supuesto derecho a obtener un acceso soberano al mar, cualquier negociación no tiene un resultado predeterminado, sería una obligación de conducta y lo que Bolivia demanda no es una obligación de negociar un tratado de cesión de territorio, lo que dice es que la Corte declare una obligación jurídica de negociar un acceso soberano. Si nos fundamos en eso, se puede decir que lo que está en juego no es una cesión de soberanía, si no que lo más que podría decir la corte es decir que hay una obligación de sentarse a negociar un acceso soberano, y puede ser muchas cosas como dijo Bolivia”.

Con respecto a la espera por parte de la opinión pública sobre el fallo, Fuentes dijo

“quiero llamar a la tranquilidad porque recibir este fallo, es en el peor de los casos que Chile tiene que sentarse con Bolivia a conversar sobre un acceso soberano y eso es lo que siempre ha estado sobre la mesa. A veces no entiendo por qué se presentó esta demanda por parte de Bolivia”.

Pacto de Bogotá

Sobre la posibilidad de que Chile se salga del Pacto de Bogotá, Fuentes dijo estar plenamente de acuerdo con el Gobierno, “no es el momento para abrir una discusión sobre el Pacto de Bogotá. Se puede discutir con la cabeza fría si conviene o no a los intereses del país teniendo presente también, que tenemos muchos otros tratados que le dan jurisdicción a la Corte Internacional de Justicia. Además si uno se sale, sigue vigente por un año, los efectos de la salida no son inmediatos. Pero hay que hacerlo con la cabeza fría, no puede ser la reacción a un fallo”.

Caso Silala

Ximena Fuentes es agente de Chile contra Bolivia en Silala y al respecto declaró, “fue una muy buena decisión haber demandado en el caso Silala. La controversia existe desde el 97 en que Bolivia desconoció el carácter internacional de este río y nos acusa de usar ilegítimamente esta agua. Y termina diciendo que va a llevar a Chile al tribunal internacional, frente a eso Chile presenta demanda porque consideramos que Bolivia no tenía los antecedentes para decir esto y eran acusaciones infundadas, y nos dimos cuenta porque dijeron que la demanda se iba a demorar dos años y era el momento para adelantarnos porque teníamos los antecedentes técnicos”.

Además apuntó que el caso del río Silala “nos va a traer beneficios en el sentido de que se declare que hay un río internacional y que las aguas es la ley del uso equitativo, ambos pueden beneficiarse de un río internacional”.