“Antofagasta fue, es y será territorio boliviano”, dijo a través de Twitter el pasado 19 de marzo el Presidente de Bolivia, Evo Morales, colocando a la región en el centro del debate durante los alegatos del juicio sobre la supuesta obligación de negociar un acceso soberano al Océano Pacífico presentada por su país en contra de Chile ante la Corte Internacional de Justicia.

Desde ese momento, la frase del líder boliviano ha sido utilizada por la defensa de nuestro país como la prueba fehaciente de que su interés es desconocer el Tratado de 1904 que fijó los límites entre ambas naciones. Y de paso, activó el sentimiento patriótico entre los habitantes y autoridades de la zona.

De hecho, durante la fase oral del juicio, fue la propia alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo, quien convocó a un banderazo en toda la capital regional y patrocinó el lanzamiento de un texto escolar en el que se detalla la historia de la Guerra del Pacífico, con el objetivo de subrayar el sentimiento nacional ante el interés de La Paz en esa zona.

Y ahora, en la antesala de la lectura del fallo por parte del tribunal en La Haya, la situación será similar.

La municipalidad invitó a la comunidad a seguir los detalles de la audiencia en el Muelle Histórico de la ciudad, donde a partir de las 09:00 horas del 1 de octubre se habilitará una pantalla gigante.

El lugar escogido no fue al azar: ahí embarcaron las tropas chilenas durante la Guerra del Pacifico y, según explicaron desde el municipio, habrá historiadores y también familias bolivianas.

Consultada sobre cómo está el ambiente en la comuna, en la cual residen cerca de seis mil bolivianos, la alcaldesa Karen Rojo señaló a Emol que “no hay ningún ambiente de hostilidad, las banderas siguen izadas, pero no hay animadversión. Estamos muy tranquilos, cada vez que hemos hecho banderazos o gestos de patriotismo lo hemos hecho con harto respeto”.

Asimismo, destacó que “a Evo Morales el juego se le terminó, después de tantos años, me atrevería a decir que se le terminarán los argumentos para defender lo indefendible. Con mucha calma y tranquilidad hemos visto como a nivel nacional y local hemos representado como buenos embajadores la historia de nuestro país”.

En cuanto a cómo ve el vínculo con los bolivianos que viven en la ciudad, destacó que “tenemos un estrecho vínculo, con ellos jamás hemos tenido ningún inconveniente. Hemos sido muy respetuosos incluso de sus próceres.

Por ejemplo, un ex Presidente de la República, José Gutiérrez, nosotros mantenemos su tumba, la de coroneles, etc.”. “Hay un buen vínculo con la familia boliviana de a pie, no tenemos rencores ni rencillas. La odiosidad es solamente de una persona, Evo Morales, que ni siquiera ha permitido hacer vínculos entre municipios. Yo intenté hacer un nexo cultural y social con Cochabamba el año pasado, pero no dejó que nadie se acercara al municipio de Antofagasta”. “Habían viajado representantes de Bolivia y de Chile, pero no se pudo concretar nada porque no dejó que se hiciera. Él señaló que quien se metía con la municipalidad era un antipatriota y lamentablemente no pudimos hacer nada con ellos. En vez de favorecer a los pueblos, lo que ha hecho es separarlos con sus comentarios odiosos”, añadió.