En el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el Presidente Piñera también compartió ante los líderes mundiales su “relato” político sobre la “segunda transición” que busca implementar.

Asimismo, habló sobre la crisis moral, política, social, económica y humanitaria en Venezuela.Acusó al régimen de Nicolás Maduro de “no respetar la libertad, la democracia y los derechos humanos”.  Luego repitió su apelación directa al mandatario venezolano respecto de “¿ cómo puede ser un presidente tan ambicioso e insensible de hacer sufrir a su país para aferrarse el poder”? , dijo el gobernante.

En la misma línea, señaló que “la voz del pueblo venezolano Maduro la ha enmudecido”, comentó, recalcando que existe una “crisis moral, política y económica en Venezuela, es un país que está viviendo una tragedia” y  mencionó que “fue el país más rico de Latino América y ahora vive en la miseria”. Además, añadió que “muchos están perdiendo literalmente sus vidas por falta de alimentos y medicamentos, y el Presidente Maduro negando esta situación, no abre las puertas a la ayuda humanitaria que muchos países estamos dispuestos a entregar”.

Respecto a las últimas elecciones efectuadas en Venezuela, el Mandatario dijo que “Chile no reconoció la legitimidad de las elecciones en Venezuela y no reconocerá la legitimidad del nuevo gobierno que surge de esas elecciones”.

En la instancia, emplazó al organismo internacional a que se manifieste por la crisis humanitaria que afecta a Venezuela y expresó su disposición de aportar con ayuda al pueblo de ese país.

Otra de las temáticas que el Presidente abordó en la asamblea, fue la crisis medio ambiental a nivel mundial y local, poniendo espacial énfasis en los casos de contaminación que han afectado a los habitantes de Quintero y Puchuncaví. Frente a esto, reforzó el llamado a “enfrentar el cambio climático, que es una fuerte amenaza seria y progresiva y que no podemos seguir postergándola”. 

En materia de migración, comunicó en la ONU que “Chile está generando una política migratoria segura, ordenada y regular, en perfecta armonía con la declaración de Nueva York y el pacto mundial de migración. Ante esto, añadió que “queremos ordenar nuestra casa y detener el ingreso de forma ilegal o que no respetan nuestras leyes o que han cometido delitos en sus países de origen”.

El Mandatario no se refirió a la demanda boliviana interpuesta por el gobierno de  Evo Morales a la Corte Internacional de Justicia. 

Al finalizar su discurso, realizó un llamado a trabajar en la modernización de la ONU para servir más eficazmente a sus propósitos y señaló que la conformación del Consejo de Seguridad “está obsoleta. Y agregó que “su composición actual no representa la realidad del mundo”.

“El desarrollo debe ser sostenible, pero también la paz debe ser sostenible”, dijo.

/gap