A los 76 años, el popular animador de televisión y conductor radial Julio Videla murió este viernes en Viña del Mar. Aunque inicialmente las causas no se habían determinado, las pericias de la PDI confirmaron las circunstancias del deceso.

En el domicilio que compartía junto a su esposa en la Quinta Región, el comunicador falleció por un infarto al miocardio, especificó la policía. Esto, luego de que fuera encontrado sin vida en una sala de sauna de su departamento, la que había solicitado usar cerca de las 11 de la mañana de hoy.

Dos horas más tarde un familiar intentó contactar al animador, pero tras no poder ingresar a la sala, acudió a conserjería, y al abrir el lugar, lo encontraron sin vida. “Las personas que intentaron ingresar a esta sala no pudieron hacerlo en primera instancia, toda vez que esta se encontraba cerrada desde el interior”, se precisó.

“Una vez que se hace un trabajo en el sitio del suceso con personal experto de la PDI se logra establecer que efectivamente el cuerpo de este señor presenta algunas lesiones, algunas quemaduras de segundo grado, lográndose constatar en definitiva que corresponde a la acción del vapor y del calor que existía en ese momento”, señaló la policía, apuntando a que “corresponde a una muerte por un infarto agudo al miocardio”.

Por último, se detalló que “personal de la PDI aún se encuentra realizando pericias en el lugar, (como) levantamiento de cámaras de seguridad”, mientras que Videla junto a su esposa vivían en ese domicilio “desde el mes de enero del año 2019, habían pasado todo el periodo de pandemia acá, y precisamente era una de las únicas que habían mantenido en los últimos días”.

/gap