Harold Mayne Nicholls lanzó oficialmente su candidatura a la presidencia de la ANFP. En una conferencia de prensa realizada en su fundación, Ganamos Todos, el ex timonel dio detalles de sus motivaciones para buscar otra vez ser la cabeza del órgano réctor del fútbol nacional. Llega, según dice, con mucha más experiencia: “Hay hartas más canas y no son gratis. Te enseñan y te ayudan a ver las cosas de forma distinta”. 

Asegura que pese a la sanción que recibió por parte de la FIFA al violar su código ético,  tiene claro que podrá presentarse sin problemas a las próximas elecciones. “No veo dónde ni por qué tiene que haber un examen de idoneidad, pasar exámenes que no están en nuestros estatutos. No me lo imagino en una elección de Presidente de la República. No estoy seguro de que eso tenga el respaldo de la comunidad. El castigo ya pasó. Si alguien comente una falta o un error, como yo, no puede quedar suspendido de por vida”, asegura.

Ahora, el antofagastino quiere hacer las cosas con más calma. “Beausejor dijo ‘en ese tiempo (el de Bielsa) nos queríamos comer al mundo’. Yo también iba muy rápido. Ahora quiero ir con más calma. Llegó el momento de invitar a los clubes a que lo hagamos entre todos, armar el rompecabezas”, explicó.

Su idea es trabajar con todos. “Son 32 los equipos y yo acepto las propuesta de los 32. No veo porque la U tenga que ser distinto. Quizás la vez pasada me faltó visualizar que todos quieren aportar. El fútbol necesita mejorar su imagen pública. Hay temas que hay que empezar a ma nejar con mucho aporte, porque implican un salto en el desarrollo de la industria”. 

Por ahora, su candidatura sólo es apoyada por Universidad de Concepción. “Estoy muy agradecido de Felipe Israel. Universidad de Concepción va a ir con nosotros. Ya hay dos votos. El resto es ciencia ficción”, contó, agregando: “La experiencia me dice que solo sabré del apoyo cuando cuente los votos.

La dirigencia de Mayne Nicholls estuvo marcada por el arribo de Marcelo Bielsa a la Roja, donde llegó gracias a la relación del dirigente con el rosarino. Ahora, Harold contempla que en caso de ser elegido, trabajará con el actual técnico de la selección, el colombiano Reinaldo Rueda. “A Rueda lo conozco hace 20 años.  En lo que lleva en Chile, ha hecho un buen trabajo. Cuando uno tiene una buena relación con alguien y es recíproca, lo va a manifestar. Por supuesto, estaría feliz trabajando con Reinaldo, es un profesional de primera, un tipo de estudioso”.

En 2010, Mayne Nicholls perdió su reelección tras caer frente a Jorge Segovia, tras un convulso período que también tuvo mucho de político. Ahora, el dirigente dice estar tranquilo con ese asunto: “Si temiera me quedo en el subterráneo. La industria del fútbol debe ser independiente de la política. Los poderes fácticos siempre van a existir. (Que esté Ruiz Tagle) es una coincidencia. Me imagino que será buena la relación. Él también tiene más canas. Buscaremos puntos en común”. Además, recalcó: “No tengo ningún problema con el Presidente (Piñera)”

Otro tema que ha tomado gran relevancia es la de las normas que comenzarán a tener en Chile los agentes de jugadores. Sobre esto, Harold dijo: “El tema de los representantes lo conozco bien. Me tocó negociar con ellos. El directorio está buscando cómo hacer todo lo más transparente, pero no es fácil. No se puede impedir trabajar a nadie”

Mejorar el arbitraje nacional también será parte importante de su proyecto: “Quedé muy preocupado de que un árbitro fuera a un Mundial y no dirigiera ninguno. Algo hay ahí que hay que mejorar”. Además, sobre el uso del VAR en Chile, el también periodista dijo: “Nunca estuve muy convencido del uso de la tecnología, pero hoy, por cómo evolucionó el VAR, creo que en Chile hay que implementarlo. Se han hecho las cosas a la chilena que resultan bien”.