Todo comenzó en el verano de 1970, cuando Maurizio Zanfanti tenía sólo 17 años y una sed insaciable por “ser alguien” en la ciudad costera italiana de Rimini.

El hormonal adolescente de larga cabellera e innegable atractivo físico supo desde el primer momento que, para poder tener acceso a la mayor cantidad de féminas, la mejor estrategia sería trabajar en un club nocturno.

Y así fue que Zanfanti comenzó a forjar su reputación como uno de los más grandes Playboy de la península.

El italiano otorgó su última entrevista al periódico alemán BILD en 2014 (Foto: Shutterstock)

El italiano otorgó su última entrevista al periódico alemán BILD en 2014 (Foto: Shutterstock)

El hombre conocido como el “Romeo de Rimini” falleció en su “reino” a los 63 años, mientras se encontraba teniendo relaciones con una joven turista de Europa del este de 23 años.

Quienes lo conocieron, aseguran que Zanfanti intimó con más de 6.000 mujeres y que llegó a presumir que, “en un buen verano”, dormía en promedio con 200 féminas.

Su presunto récord fue de 207 amantes por temporada, según aseguró el hombre que hoy, en la era del #MeToo, habría tenido problemas para justificar tal nivel de donjuanismo.

Su larga cabellera y pelo en pecho eran parte de la estética reinante en los 80 (Foto: Shutterstock)

Su larga cabellera y pelo en pecho eran parte de la estética reinante en los 80 (Foto: Shutterstock)

“Hice más por la promoción de Rimini como destino que 100 agencias juntas”, dijo en su momento el hombre que llegó a tener su propia estatua de cera en un pueblo sueco, donde trabajaba para la industria turística durante el invierno boreal.

Su modus operandi era predecible pero infalible. Los años que estuvo a cargo de las relaciones públicas del club nocturno Blow Up, se paraba en la entrada del local y convencía a las mujeres más bellas a que entraran al reducto que supo consagrarse como uno de los más exclusivos de la era.

Zanfanti asegura haber estado con más de 6.000 mujeres a lo largo de su vida (Foto: Shutterstock)

Zanfanti asegura haber estado con más de 6.000 mujeres a lo largo de su vida (Foto: Shutterstock)

A pesar de las críticas que pueda llegar a generar hoy tal nivel de promiscuidad y apetito sexual, Zanfanti aseguró en su momento haber amado a todas y cada una de sus compañeras carnales.

Incluso muchas de ellas, a lo largo de los años, dijeron haber dado a luz a los descendientes del hombre de piel oliva, abundante pelo en pecho y cabellera blonda.

El italiano llegó a bromear con nunca haber visitado un gimnasio al reemplazar las pesas por “mucha gimnasia en la cama”.

También llegó a decir que algunas de sus ex amantes, muchas de ellas casadas, lo visitaban a escondidas y hasta le decían que sus hijas “querían verlo”.

El galán asegura haber amado a todas y cada una de sus amantes (Foto: Shutterstock)

El galán asegura haber amado a todas y cada una de sus amantes (Foto: Shutterstock)

Su final llegó, probablemente, de la forma que él lo hubiese deseado. El pasado martes por la noche sufrió un ataque al corazón fatal mientras disfrutaba de un pasional encuentro con una señorita en su residencia de la zona de Pradella, en Rimini, a la cual aseguran conocía hacía años.

A pesar de que la mujer llamó a los servicios de emergencia para solicitar la ayuda de los paramédicos, éstos no lograron revivirlo y fue declarado muerto en su casa.

Algunos reportes aseguran que la turista se estaba vistiendo cuando Zanfanti comenzó a quejarse del dolor en el pecho.

El alcalde de Rimini lo despidió como “una leyenda de la noche”.

Su entrevista final la otorgó al periódico alemán BILD en 2014, donde posó con bellas mujeres en distintos locales nocturnos.

“A los 59 años me estoy poniendo viejo para esto”, dijo Zanfanti en el artículo publicado hace cuatro años, anunciando de alguna manera el retiro final que llegaría tiempo más tarde, haciendo lo que más amaba.

/gap