El Servicio de Salud Valparaíso-San Antonio deberá indemnizar con $ 250 millones a la familia de un hombre que falleció producto de la mordedura de una araña de rincón.

La Corte Suprema ratificó la sentencia dictada por la Corte de Apelaciones de Valparaíso “por la falta de servicio que recibió en el Hospital Carlos van Buren”, señala la página del Poder Judicial.

“En fallo unánime (causa rol 5.145-2018), la Tercera Sala del máximo tribunal rechazó el recurso de casación en el fondo deducido en contra la sentencia dictada por la Corte de Apelaciones de Valparaíso, que condenó al recurrente por no aplicar el tratamiento recomendado en las guías clínicas para este tipo de casos”, apunta el documento.

Según los hechos, el 7 de mayo de 2015 “Cristofer Miño Ríos fue picado por una araña de rincón” y llegó hasta urgencias del mencionado recinto asistencial.

El fallo asegura que “en dicho servicio no se cumplió el procedimiento establecido en la ‘Guía Clínica para el Manejo de Mordedura de Araña de Rincón Loxosceles Laeta de Agosto de 2004’, pues el paciente no fue sometido a un período de observación de 4 a 8 horas después de su ingreso, como allí se indica, ni se le practicaron los exámenes de orina y de sangre previstos en ella; por último, los falladores tuvieron por demostrada la existencia de la relación causal que debe mediar entre el hecho constitutivo de la falta de servicio atribuida al demandado y el resultado dañoso padecido, toda vez que la falta de observación aludida más arriba expuso al paciente al riesgo que más tarde lo llevó a la muerte”.

/gap