Conquistar el voto femenino podría ser la clave para la elección presidencial en Brasil, ya que más de la mitad de las mujeres brasileñas todavía no ha elegido un candidato para la primera vuelta, que se realizará en una semana.

La última encuesta realizada por Datafolha mostró que el 51% de las mujeres no ha decidido su voto (38%) o pretende votar nulo o blanco (13%), lo que corresponde a casi 40 millones de votantes, una cifra que duplica la cantidad de varones en la misma situación. Este sector, además, representa al 27% de todo el electorado, por lo que podría volverse un foco clave de la recta final de campaña.

La candidatura del ultraderechista Jair Bolsonaro es, nuevamente, un factor divisorio. Si bien el ex capitán del Ejército lidera la lista entre las mujeres, tiene un porcentaje de 16%, menor al de los sondeos generales, que le dan casi 30 puntos de las preferencias.

Recientemente, ante la internación de Bolsonaro, su candidato a vicepresidente, Hamilton Mourão, cobró un perfil más alto en la campaña y causó polémica al afirmar que Brasil vive una crisis de valores, y que las familias de madres solteras “son fábricas de elementos desadaptados“.

Las políticas conservadoras de Bolsonaro han logrado atraer a numerosas votantes, aunque su apoyo es mucho más elevado entre los hombres (AFP)

Las políticas conservadoras de Bolsonaro han logrado atraer a numerosas votantes, aunque su apoyo es mucho más elevado entre los hombres (AFP)

La disputa por el segundo lugar para acompañar a Bolsonaro en el ballotage todavía no está definida. Si bien Fernando Haddad, reemplazante de Lula da Silva en el Partido de los Trabajadores, logró tomar ventaja sobre sus perseguidores, el laborista Ciro Gomes, el socialdemócrata Geraldo Alckmin y la ecologista Marina Silva, éstos no pierden la esperanza de revertir la tendencia y dar una sorpresa.

/gap