Aunque suene cliché, el proyecto de presupuestos para el próximo año será diferente a cualquier otro y en ese marco, todos los parlamentarios están preparándose para esta discusión que, además, estará cruzada por el plebiscito.

En estas últimas tres semanas las subcomisiones especiales iniciaron su trabajo y en múltiples reuniones han estado recibiendo los informes de los distintos ministerios respecto de la ejecución de los gastos de este año. Desde ya, en este primer balance han aparecido varias alertas, pues debido a la amplia cuarentena hay varias reparticiones que han sufrido recortes en su erario y otras tantas no han desembolsado el porcentaje de recursos tradicional a la fecha.

Este menor ritmo de ejecución tiene su correlato en la idea bosquejada por el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, de elaborar un presupuesto base cero, es decir que cada cartera solo demande los recursos para sus gastos fijos (pago de servicios y remuneraciones) y los comprometidos en programas por ley, para dejar libre un remanente para reactivar el país. “El próximo año también vamos a tener un año excepcional, vamos a tener que seguir navegando contra la pandemia. Tenemos el megadesafío de recuperar los puestos de trabajo y la economía”, explicó el secretario de Estado a ADN, junto con llamar a sus pares a planificar un año austero y priorizar recursos.

Como hay tantas dudas respecto de cómo vendrá el proyecto, el ministro convocó para este lunes a una reunión ampliada con los parlamentarios de ChileVamos, para adelantar los ejes del presupuesto y seguramente para contar con su espaldarazo en un ambiente político agitado.

“En vista de que los ingresos han caído tanto y los gastos han aumentado tanto, lo único sensato es revisar bien los gastos y priorizar bien la poca plata que hay. La idea del presupuesto base cero no es que algunos programas vean reducido su presupuesto, sino que derechamente desaparezcan, en las actuales circunstancias no nos podemos dar el lujo de financiar programas que no funcionan”, indica el diputado Guillermo Ramírez (UDI).

Aunque admite que será un año difícil para tramitar el erario, recuerda que hay un acuerdo previo por el cual se creó el Fondo Covid por US$12.000 millones para financiar los programas extras. Por lo mismo, hace un llamado a todos los partidos para que apoyen el destino de los recursos hacia la reactivación. “Le pido a la oposición una pequeña cuota de realismo y que no usen los mismos códigos y mismas demandas de siempre. Y espero que ChileVamos actúe con máxima responsabilidad. Este es el último erario del gobierno y va a influir en la marcha de la economía, y como supongo que todos aspiran a ganar la próxima presidencial, nadie querrá heredar una economía desmejorada, sino que sana”, acota.

Asimismo, el senador José García (RN) apunta que aparte de impulsar la economía, hay otros temas relevantes dando vuelta, como los recursos a educación para apoyar el regreso a clases, y a los gobiernos regionales ad portas de una elección inédita de gobernadores. “Son momentos en que tenemos que compatibilizar el apoyo a todos los sectores, por una parte, y mejorar en eficacia del gasto público. El equilibrio no es fácil”, reconoce.

Desde la oposición los ojos están bien abiertos, porque dicen no comprender qué quiere decir Briones con “base cero”, y por otro lado está el Fondo Covid que esperan se gaste adecuadamente. “Vamos a estar atentos a lo que presentan, probablemente tratarán de dejar bastante fondos libres para manejarlos como quieran”, remarca el senador Carlos Montes (PS).

Por su parte, el presidente de la Comisión Mixta de Presupuestos, senador Jorge Pizarro (DC) recuerda: “Tenemos un acuerdo de que será un presupuesto con más gasto en inversión pública, subsidio al empleo. El ojo estará puesto en dónde se reducirán los recursos para aumentar la inversión”.

Ambos parlamentarios admiten que el tema electoral estará muy presente. Por un lado, por los tiempos: “Creo que vamos a terminar las subcomisiones en los primeros 10 días de noviembre, ya que octubre será muy lento, porque estaremos en otras cosas. Normalmente sacábamos las subcomisiones en octubre”, comenta Montes. Y, por otro lado, por el uso de los recursos, según Pizarro: ” Vamos a estar muy preocupados de que no se produzca ningún abuso o situación política electoral”.

/psg