El gobierno electo de México que asume el 1 de diciembre mostró su satisfacción por el nuevo acuerdo comercial alcanzado por México, Estados Unidos y Canadá, mientras que el futuro Presidente, Andrés Manuel López Obrador destacó, la actitud “tolerante” del estadounidense, Donald Trump.

El Mandatario electo reconoció la labor de los líderes de los tres países en el entendimiento final, y destacó el papel de Trump al que calificó de “visionario”.

“Tengo que reconocer el papel destacado en esta negociación del Presidente (saliente) Enrique Peña Nieto, el papel (…) visionario, tolerante del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el papel del Primer Ministro (canadiense, Justin) Trudeau, que con mucho oficio insistió en el diálogo hasta lograr que las tres partes continúen”, dijo López Obrador a periodistas.

“Debo reconocer, insisto, que el Presidente Donald Trump tuvo una actitud abierta, tolerante”, agregó desde el estado de Guanajuato, donde realiza una gira.

El político izquierdista recordó que el tratado, bautizado como Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (AEUMC), deberá ser aprobado por el Senado mexicano, donde la coalición con la que ganó las elecciones de julio pasado tiene una cómoda mayoría.

En tanto, el Mandatario Peña Nieto destacó que el nuevo acuerdo “dará continuidad, estabilidad y certeza a los intercambios entre los tres países”.

Más temprano, el canciller designado, Marcelo Ebrard, dijo que el objetivo del nuevo gobierno es “mantener la unidad de la región mediante un acuerdo trilateral en el cual Canadá continuará siendo socio esencial de México y Estados Unidos”.

“Con el anuncio de la conclusión de las negociaciones (…) se ha alcanzado esta meta”, añadió Ebrard.

La noche del domingo se anunció que Canadá y Estados Unidos concluyeron un entendimiento para renovar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte instaurado en 1994 y renegociado por exigencia de Trump, que lo consideraba nefasto para los intereses de su país.

“Certidumbre”

Ebrard dijo que este acuerdo “propicia certidumbre en los mercados financieros e inversión y creación de empleos” en México.

Este lunes, el peso mexicano se apreció 0,16% con respecto al viernes pasado a 18,68 unidades por dólar, según datos del Banco de México (central).

Para Ebrard, “gracias a este acuerdo, México estará mejor posicionado para dar curso a los programas prioritarios planteados” por López Obrador, quien promete ampliar los programas sociales y elevar los salarios de las clases trabajadoras.

El secretario de Economía del gobierno saliente, Ildefonso Guajardo, explicó que durante las negociaciones había “quejas” por la ventaja de la competitividad mexicana por tener salarios mucho más bajos que en Estados Unidos y Canadá, así como por el “rumor” de que México fijara por decreto los salarios.

“Eso quedó totalmente excluido” del acuerdo, aseguró Guajardo en entrevista a Radio Fórmula.

Sobre las sonadas reglas de origen automotriz, explicó que el nuevo tratado obliga a que el 75% de los componentes del automóvil sean fabricados en América del Norte (en lugar del 62,5% en el acuerdo original) para no pagar cuotas de exportación.

Además, el 40% de los automóviles tendrán que haberse fabricado por trabajadores que cobren al menos 16 dólares la hora, “y en este momento el único lugar que puede ocurrir es en Canadá o en Estados Unidos”, reconoció Guajardo.

“Pero el 60% puede ser hecha en cualquier zona de salarios, básicamente en México”, dijo.

Guajardo adelantó que el AEUMC posiblemente se firme el 29 de noviembre al margen de la cumbre de G20, a la que se espera asistan los líderes de los tres países.

/psg