El ministro de RR.EE., Andrés Allamand, expresó este miércoles su preocupación por el proyecto de ley impulsado por el PC que pretende modificar el quórum de 2/3 establecido para el funcionamiento de la Convención Constitucional que redactará la nueva Constitución, asegurando que ello no ayuda a la imagen internacional de Chile.

El canciller valoró que la iniciativa haya tenido un rechazo “bastante unánime” de parte de las fuerzas políticas oficialistas y de oposición, ya que a su juicio, este tipo de propuestas introducen un elemento de confusión desde el punto de vista de la política exterior.

Al respecto, Allamand indicó que “lo comento desde el punto de vista internacional: Una de las cosas que se ha apreciado bien del proceso constitucional chileno es que la violencia ha ido quedando de lado, ha habido manifestaciones democráticas impecables y, precisamente, que el proceso chileno tiene reglas”.

“El proceso constituyente chileno está establecido en la propia Constitución, por lo tanto, se aprecia muy bien que sea un procedimiento reglado. Entonces, pretender ahora abrir una discusión para cambiar las reglas, obviamente que eso no ayuda ni interna ni externamente a la buena comprensión del proceso chileno”, dijo.

En esa línea, el secretario de Estado manifestó que “yo creo que cambiar las reglas a mitad de camino, me parece que es alterar las reglas del juego”.

“Eso francamente no corresponde, si se convino un acuerdo y posteriormente fue objeto de una reforma constitucional y finalmente ha habido una ratificación plebiscitaria, obviamente que cambiar las reglas del juego es algo que por ninguna circunstancia corresponde”, enfatizó.

Para el titular de RR.EE., ello sería “un elemento de confusión, porque nosotros tenemos una imagen internacional de un país que tiene capital internacional, serio, que cumple con su propia legislación y si para un proceso tan importante nos ponemos en plan de cambiar las reglas, por supuesto que es un elemento que bajo ninguna circunstancia ayuda”.

Tensiones entre el Gobierno y el Congreso

Asimismo, el jefe de la diplomacia nacional advirtió que “otro de los elementos que desde afuera se ve con mucha atención es que Chile es particularmente respetado por su régimen constitucional, jurídico y porque ni el poder Ejcutivo invade las atribuciones del Legislativo, ni el Legislativo las del Ejecutivo”.

“Esto que se llama la separación de los poderes, que es algo que se aprecia. Entonces, por ejemplo, he tenido que dar muchas explicaciones, a veces tratando de presentarlo de la manera más conveniente, porque las personas que conocen bien el detalle de la institucionalidad chilena dicen, pero cómo”, añadió.

En ese punto, Allamand recordó que “las materias previsionales son exclusivas del Presidente de la República. Cómo pueden estar haciéndose reformas previsionales que tengan iniciativa en el Congreso. Ahí por supuesto hay algo que no camina bien”.

“Con la mirada del exterior, lo que me señalan los cancilleres con los que tengo que estar hablando, uno de los aspectos clave de Chile es su capital institucional. Obviamente que lo que se ve bien desde afuera es que Chile respeta sus reglas. Entonces, cuando se producen estos elementos genera por supuesto un ruido que no es conveniente para la imagen del país”, concluyó.

/psg