Los economistas que participan del Relevamiento de Expectativas del Banco Central (REM) esperan -para este año- una inflación del 44,8%, es decir, 4,5 puntos más respecto de la que habían calculado en la encuesta de agosto. Además, pronosticaron una inflación núcleo -aquella que no toma en cuenta las variaciones estacionales- del 44% (3,5 puntos más).

Por lo pronto, ayer, se conoció la previsión inflacionaria del relevamiento de la consultora que dirige el economista Orlando Ferreres. De acuerdo con el IPC-OJF (GBA), la suba será del 7%, y deja como saldo, una variación acumulada del 32,9% durante el 2018, y un incremento interanual del 38,8%.

Tal vez, el dato más escalofriante de las previsiones de esta consultora es que la inflación núcleo,  avanzó a un ritmo mensual de 8,6%, marcando una suba del 35,6% en la comparación interanual.

De acuerdo con los registros de los economistas, “esta fuerte aceleración, que representó la segunda mayor variación desde el año 2002 (en abril de 2016 el índice evidenció un 7,6% de aumento), fue impulsada por la fuerte devaluación de la moneda de finales del mes de agosto”.

El informe de la consultora detalló: “particularmente, entre los rubros de mayor incidencia se ubicaron Alimentos y Bebidas con una variación de 6%, y Transporte y Comunicaciones con 6,1%, explicando 2,2 puntos y 0,91 puntos respectivamente”.

“Sin embargo, hubo rubros que mostraron variaciones superiores al 10%, como el de Indumentaria (+13,2%) y Equipamiento de los Hogares (+11,5%)”.

Por otra parte, el informe destacó otra característica del relevamiento de precios. “La expansión del mes estuvo fuertemente ligada a la inflación núcleo, que se expandió en 8,6%, mientras que los bienes y servicios regulados crecieron a un ritmo muy inferior, cercano al 3%”, señaló.

Según este índice de precios, “la dinámica de la última semana del mes de septiembre muestra que para el mes de octubre los precios se desaceleraron en alguna medida. Sin embargo, dada la cantidad de aumentos ya pactados en muchos de los servicios regulados (como en el gas, los combustibles, las prepagas, etc) y el arrastre que dejó la última medición, difícilmente la inflación sea inferior al 4% mensual”.

/psg