Nuestro móvil, tanto por dentro como por fuera (apartado estético) debe recibir los cuidados adecuados si queremos que se mantenga en condiciones óptimas. Hay varios enemigos claros de nuestro dispositivo, que debemos evitar a toda costa y que podrían reducir significativamente su vida útil.

Los propios fabricantes suelen hacer recomendaciones para cuidar los dispositivos. No es suficiente con poner una funda o carcasa, ya que si queremos evitar problemas, fallos y mantener el rendimiento como el primer día, hay ciertos elementos que debemos evitar sí o sí.

Cargadores de terceros

Sabemos que es muy cómodo enchufar el móvil en el primer cargador que tengamos a mano. Sin embargo, esto va en contra de las recomendaciones de cualquier fabricante y que además puede afectar a la seguridad del dispositivo. Ten en cuenta que la batería puede verse afectada al usar cargadores de terceros y que el rendimiento de la carga no sea el adecuado.

soldar cables cargador movi

Fundas con metal

Las fundas con metal con un enemigo habitual de nuestro dispositivo. Muchos de los fallos de cobertura o de conectividad, están relacionados con carcasas o fundas que contienen piezas metálicas, que afectan a las diferentes antenas de nuestros móviles y su potencia. Esto es algo que no suele ocurrir con los accesorios originales de cada marca, por lo que si vamos a comprar una funda o carcasa de terceros, es importante estar seguros de este aspecto.

oneplus 7 pro carcasa

Cambios de temperatura

Muy habitual en verano por el calor, pero un peligro durante todo el año. Los cambios de temperatura pueden provocar que la batería se hinche o que elementos internos como el procesador puedan dañase. En este sentido, debemos evitar a toda cosa cambios bruscos de temperatura y por supuesto, huir de la incidencia directa del Sol en nuestro móvil.

Apps maliciosas

Instalar apps poco confiables o fuera de los bazares de apps oficiales puede ser fatal para nuestro móvil. No solo podremos poner en riesgo nuestra privacidad con la exposición de datos personales, sino que una app maliciosa puede incluso llegar a dañar nuestro dispositivo.

No apagar nunca el móvil

Cada vez es más habitual que nuestro móvil se mantenga encendido siempre, con el único descanso de apagarse cuando por casualidad nos hemos quedado sin batería. No apagar el smartphone nunca puede lastrar su rendimiento y forzar en exceso el trabajo de ciertos componentes sin necesidad. Se recomienda que al menos una vez por semana, demos un respiro a nuestro móvil apagándolo durante al menos 20 minutos.

/psg