El Foro de Convergencia Empresarial (FCE) respaldó el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI), pero advirtió sobre lo contraproducente que puede resultar el aumento de los impuestos.

En un documento difundido tras el encuentro, el FCE destacó que le otorga previsibilidad a la sociedad y a los inversores, y sostuvo que representa un “importante” respaldo del mundo a la Argentina.

Pero además, advirtió que el aumento de los impuestos a los sectores capaces de generar empleos es “insostenible en las presentes circunstancias”.

“El equilibrio fiscal debe lograrse principalmente mediante una reducción del gasto improductivo nacional, provincial y municipal, encarando una reforma administrativa del sector público que permita reducir la asfixiante presión impositiva sobre empresas e individuos”, señala el texto en ese sentido.

El Foro, que reúne a los principales empresarios del país, está integrado por más de 50 organizaciones de varios sectores.

Entre otras entidades, el Foro está integrado por la Asociación de Bancos de Argentina (ABA); la Asociación Empresaria Argentina (AEA); la Cámara de Comercio de Estados Unidos en la Argentina (AMCHAM); la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC); Confederaciones Rurales Argentinas (CRA); la Fundación Mediterránea; IDEA; la Sociedad Rural Argentina y las cámaras comerciales de Argentina, Chile, México y Uruguay.

El texto completo

“El programa acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), al garantizar la cobertura de las necesidades financieras del gobierno nacional hasta finales de 2019, y las medidas dadas a conocer por la actual gestión, tienen como objetivo dar previsibilidad tanto al conjunto de la sociedad como a los inversores.

“Es un importante respaldo del mundo a la Argentina que le da la posibilidad de atacar los problemas estructurales de desequilibrio fiscal y persistencia de altas tasas de inflación.

“El camino a transitar para lograr este objetivo es duro y difícil pero imprescindible. La alternativa de no emprenderlo o que fracase por la falta de acuerdo político es muchísimo peor. Para superar esta compleja etapa es necesario proteger a los sectores más vulnerables de la sociedad. Es así que se contempla que los fondos para asistencia social deben mantenerse por encima del 1,2% del PBI y un eventual aumento en la asignación presupuestaria para sectores de menores recursos.

“También es importante que en este difícil contexto tanto las organizaciones sindicales como las no gubernamentales se comprometan con el fin de mantener la paz social. Como hemos sostenido en anteriores comunicados, el equilibrio fiscal debe lograrse principalmente mediante una reducción del gasto improductivo nacional, provincial y municipal, encarando una reforma administrativa del sector público que permita reducir la asfixiante presión impositiva sobre empresas e individuos.

“Aumentar los impuestos a los sectores más dinámicos de la economía, capaces de crear valor y generar empleo genuino para mantener privilegios y estructuras empresarias públicas obsoletas es insostenible en las presentes circunstancias. La solución a esta situación que arrastramos desde hace años tendrá mayores probabilidades de éxito cuanto mayor consenso se logre entre los distintos partidos políticos, los representantes sindicales y los empresarios. Estamos ante una nueva oportunidad de encarar la corrección de los problemas estructurales que han originado los inaceptables niveles de pobreza que aquejan al país, y contamos con el apoyo del mundo para hacerlo. La solución depende del conjunto de los argentinos, quienes debemos asumir con madurez que las consecuencias de no aplicar las correcciones necesarias serán aún más complejas que la difícil situación actual”.

/psg