La presentación del Informe de Finanzas Públicas -que acompaña al proyecto de ley de Presupuestos 2019- por parte del director de Presupuestos, Rodrigo Cerda, incluyó novedades adicionales en materia de proyecciones de crecimiento para la economía nacional en el mediano plazo.

Si bien el martes durante la exposición del Estado de la Hacienda Pública, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, informó que para los años 2018 y 2019 se espera una expansión del PIB de 4,1% y 3,8%, respectivamente, la Dipres ayer entregó una serie que da cuenta del crecimiento proyectado para todo el período del actual gobierno.

Para los años 2020 y 2021, la Dipres prevé un alza del Producto de 3,7% y 3,6%, respectivamente. Así, el incremento esperado para el período 2018-2021 es de 3,8% promedio. Dicha cifra es menor al crecimiento de 5,3% que promedió el Presidente Sebastián Piñera durante su primera administración, pero mayor al 1,7% que registró el segundo mandato de Michelle Bachelet.

En comparación al resto de los países de la región, el alza del PIB de Chile para el período se ubicaría detrás de Paraguay (4,1%) y Perú (3,9%), según las últimas estimaciones que tiene el FMI para Latinoamérica.

El Informe de Finanzas Públicas también proyecta un crecimiento de 3,6% para los años 2022 y 2023.