Una localidad de Río Negro se convirtió este fin de semana en un misterioso escenario de supuestos intentos de secuestros perpetuados por extraterrestres, al menos, según lo expresado por dos jóvenes.

Los amigos contaron que una luz blanca en un cielo nocturno intentó llevárselos quién sabe dónde cuando se encontraban el domingo pasado cerca de un río de Ingeniero Huergo. Minutos previos a la aparición, todos los objetos electrónicos que portaban dejaron de funcionar, lo que dimensiona lo ocurrido.

“Todos van a decir que estábamos borrachos o drogados, pero no es así y es algo serio”, sentenció uno de ellos, según lo publicado por diario La Mañana de Neuquén.

“Algo desde el cielo alumbró el auto con una luz blanca y potente, todo en el interior del auto se apagó, incluyendo los dos celulares y el vehículo comenzó a vibrar. Fue un momento que no quiero volver a vivir jamás en mi vida. También se escuchaba un silbido pero no era del viento, sino de otra cosa, no sé cómo explicarlo”, relató el conductor.

Y agregó: “Yo intenté bajarme pero cuando quise hacer pie, no pude, y tuve que dar un salto. Los dos corrimos hacia los árboles pero no pudimos ver su forma. Era una luz tipo LED”.

La vegetación de la zona fue el escondite para los dos amigos durante casi media hora. Luego volvieron al automóvil, pero la batería ya no arrancaba y tuvieron que empujarlo. 

Tras lo denunciado por los chicos, varios vecinos de Ingeniero Huergo aseguraron que la zona es extraña y que allí no es la primera vez que se viven experiencias de este tipo. 

/gap