Un árbitro de la liga de Daguestán, una república dentro de Rusia que limita con Georgia y Azerbaiyán, fue el protagonista de una de las jugadas más insólitas del año. El colegiado llamado Atay Daudov anotó un gol de forma involuntaria que se transformó en un fenómeno viral en las distintas redes sociales.

Ocurrió en el partido entre el Keyes DD y el Manas de Dahadaevskiy por la segunda ronda de la LFL. El referí sancionó un penal para el Manas en el minuto 43. y se colocó en paralelo al punto de penal para dar la orden. Su posición era la correcta.

Daudov hizo sonar su silbato, el ejecutor remató con fuerza y, tras la tapada del arquero, el balón pegó en la cabeza del árbitro y se metió en la portería. Por reglamento, el gol fue válido.

Como un árbitro es no puede ser anotado en las planillas como goleador, el tanto se adjudicaron al atacante Ali Japarov, quien había ejecutado el penal.

/gap