Después de ser noticia por largo tiempo al ser acusado de encubrir los abusos sexuales cometidos por Fernando Karadima, las conmemoraciones mediáticas del Plebiscito de 1988 propiciaron la insólita “reaparición” del obispo Juan Barros.

La cobertura televisiva de la época -de Canal 13, en efecto- narró: “Viene llegando el Cardenal Juan Francisco Fresno al lugar de votación acompañado de su secretario personal, el Padre Juan Barros”.

Cabe recordar que Barros fue el secretario privado de Fresno desde 1983 hasta 1990, cuando asumió como Párroco en “Nuestra Señora de la Paz” en el Decanato de Ñuñoa. En la actualidad es obispo emérito luego de que el Papa Francisco aceptase su renuncia como obispo.

/gap