La dirigencia del sindicato de Minera Escondida anunció la noche de este sábado su rechazó la última oferta que hizo la empresa, en donde, entre otros puntos, eleva el el bono de término de negociación de $8 millones a $11,5 millones.

Según publica La Tercera, la propuesta “mantiene los graves perjuicios” que los llevaron a ir a la huelga.

“Salvo el aumento de los bonos por única vez, que aumentan de $8 millones a $11,5 millones, y un par de puntos modificados, esta nueva oferta mantiene los graves perjuicios que nos obligaron a hacer efectiva la huelga”, dijo la directiva del sindicato que agrupa a unos 2.500 trabajadores.

/Pulso

/gap