Este lunes, el Presidente Sebastián Piñera fue recibido por su homólogo francés, Emmanuel Macron, en el Palacio del Elíseo.

En la cita, conversaron sobre el nuevo acuerdo que Chile busca con la Unión Europea, el desarrollo de energías limpias, defensa y ciberseguridad. “Creo que esta reunión marca una hoja de ruta nueva en las relaciones entre Chile y Francia, con objetivos concretos, con fechas, con caminos acordados”, indicó el Mandatario.

Pero uno de los temas de mayor interés para que se abordara en el encuentro -sobre todo para los parlamentarios de la UDI- trataba sobre el caso de Ricardo Palma Salamanca. Pues las gestiones de los gremialistas apuntaban a que el Presidente planteara la necesidad de que se concrete la extradición del ex frentista, quien fue uno de los condenados por el asesinato del ex senador Jaime Guzmán y que se fugó en 1996 desde la Cárcel de Alta Seguridad.

De hecho, parlamentarios UDI se reunieron con el abogado que representa a Chile en esta causa, ya que el próximo 10 de octubre se realizará la audiencia para ver la solicitud de extradición. El ex frentista fue detenido en París en febrero pasado, pero luego puesto en libertad provisional.

Al finalizar el encuentro, el Mandatario confirmó que junto a Macron conversaron “el tema de Palma Salamanca, porque lo que Chile quiere es muy simple: que él pueda volver a Chile donde fue juzgado y condenado”.

Tras la escala en París -ciudad en la que Piñera visitó las instalaciones de Station F y la sede de la Unesco- el Presidente viajará a España, donde tiene prevista la inauguración de un cónclave de negocios y una reunión con el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, en el Palacio de La Moncloa, y con el rey Felipe VI, en el Palacio Pardo.

/gap